Lindsay Lohan, de 28 años, otra vez tiene serios problemas con la ley: podría ir a prisión por no cumplir el servicio comunitario que acordó con la fiscalía por un accidente de tráfico que protagonizó en el año 2012.

La actriz de Mean Girls no hizo el total de horas requeridos por la Justicia de los Estados Unidos, de acuerdo aTMZ. Ahora la estrella de Hollywood deberá dar explicaciones durante una cita en la corte el próximo miércoles.

Lohan está trabajando en Londres y por ello le asignaron un centro comunitario en esa ciudad.

TMZ dice que Lohan tiene un montón de excusas para no terminar su sentencia y pone en duda que haya estado internada en un hospital londinense por contraer el virus Chikungunya durante unas vacaciones en Bora Bora.

La actriz tiene un largo historial en violar su libertad condicional. Según el tabloide inglés Daily Mail, su abogadoShawn Holley reconoció que sólo realizó la mitad de las 240 horas requeridas por la Justicia.

Su defendida tiene ahora sólo dos días para completar su condena antes de ir a la corte el 28 de enero.

Su actual problema legal se refiere a un accidente automovilístico en California. Fue condenada a 90 días en un programa de rehabilitación y 180 días de asesoría psiquiátrica, así como su servicio a la comunidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora