Lucas Tisera, el participante expulsado por Jorge Rial en Gran Hermano, lleva en sus hombros una pesada historia de vida. Vivió en la calle, pasó hambre y sufrió el rechazo de la sociedad. Eso no justifica la violenta reacción que tuvo frente a la broma pesada de sus compañeros, claro, pero nos dibuja algo más de su personalidad.

En diálogo con Desayuno Americano, Lizy Tagliani, que pasó casi 10 años junto a Lucas, contó un durísimo episodio que podría explicar por qué el ex hermanito tuvo semejante respuesta cuando sus compañeros lo despertaron con un baldazo de agua fría y yerba.

Leé también: Sorpresa en Gran Hermano: Rial eliminó al ex de Lizy Tagliani después de la violenta pelea

‘En una de las familias en las que le tocó vivir, él me lo contó con detalles, ya hasta bastante grande se ’pillaba’ en la cama. Y el que oficiaba de padre o tutor, cuando veía que él se orinaba en la cama, lo levantaba de los pelos o lo alzaba de la cola y el cuello y lo metía afuera en el patio en un tanque de agua, de cabeza. Como para castigarlo‘, recordó Lizy.

‘No quiero mentir pero calculo que tenía entre 9 y 10 años. Él me contó eso. Lo que pasaba era que de estar dormido aparecía abajo de un tacho de agua. Entonces yo creo que su reacción, que obviamente es repudiable, tiene que ver con esto. Ahora tiene una familia encantadora y no tiene razón de ser todo esto, pero quizás lo conectó con eso. A veces las historias de vida tienen otro peso‘, analizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora