Antes de llegar a la ciudad, dialogó con El Tribuno acerca de su música que escapa a lo cotidiano para conectarse a lo más profundo de los días. Siente que eso es lo que la conecta con su público.
La artista ha compartido escenarios y estudios de grabación con Kevin Johansen, Javier Malosetti, Nano Stern, además de los uruguayos Fernando Cabrera, Ana Prada y la cantante y multiinstrumentista cubana, Yusa. Hoy, en formato solo set, con guitarra eléctrica y pedales, tiene mucha música para compartir con el público local.
Además como artista invitado estará Juan ChapaZeta, cantautor salteño, quien presentará algunas canciones de su último disco.


Contanos qué traés a Salta para tu espectáculo de este viernes...

Será un concierto en formato solo set con guitarra eléctrica, pedales y música de todos mis discos, además de otras cosas que aún no grabé...

Dijiste en una entrevista que cambiaste un poco la forma de escribir, de componer, que ahora escribís más cómo hablás. ¿Sentís que esa cotidianeidad en tus canciones te acercan más a los que te escuchan?

No siento que escribo sobre cosas cotidianas. Para mí toda la realidad está atravesada por lo profundo y esencial, me hago preguntas, reflexiono. Entonces escribo sobre lo profundo expresado en los viajes, los vínculos, los anhelos... Siento que lo que me acerca a los que me escuchan es justamente el contacto con la profundidad.

¿Cuáles son las cosas de tu día a día que te motivan a componer? ¿Qué te interesa contar con tú música?

Compongo porque brota, no se bien por qué. Me inspira el amor, las relaciones interpersonales, la naturaleza, la muerte de las cosas...

Además hacés covers, que también implican y requieren de la creatividad. ¿Cómo es la búsqueda musical para ponerle, como claramente lo hacés, sello propio?

Cuando una canción me gusta no importa quién la escribió. Si me llego al corazón, llegó y ahí se queda. No busco más que honrarla y encarnarla de la mejor manera posible.

¿Cómo es ser artista independiente hoy? Contame qué es lo que más disfrutás y qué lo que se pone más "cuesta arriba"...

Disfruto de tocar y de estudiar en mi casa, de escribir, de tocar con buen sonido en un escenario lindo para gente que escucha con el corazón abierto, compartir con músicos que admiro. No me gusta la especulación y me incomoda mucho lidiar con los aspectos fríos del negocio, pero son parte de este trabajo, como en todos los trabajos.

¿Cómo te imaginás la música en la vida de Loli, para los tiempos que vienen?

Siempre presente, siempre a mi lado... como trabajo, como hobbie, como banda de sonido... ¡como sea estará bien!
Ahora me dirijo al NOA, feliz de compartir mis canciones con un público que es casi nuevo para mí, así que ¡los espero a todos en los conciertos!

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora