Los años se llevan en el alma y el corazón..., así lo vive Longui Meri, un oranense que con sus 68 "pirulos" desparrama talento con su canto.

No se trata de sumar años a la vida sino de dar vida a los años... así lo entendió este cantante que acaba de editar su segundo material discográfico.

"Como no podía ser de otra manera lo titulé Recordando Éxitos, que coincide con los 50 años que llevo arriba de los escenarios. Mis inicios fueron con el grupo Los Seven Boys; luego se sucedieron: Los Apolos, Los Tuercas, Los Nucifor y Los Primos, con los cuales en el 78 me alejo de los escenarios. Regresé en el 92 con el Dúo Fantástico y su Trompeta Mágica, con inolvidables actuaciones en la tradicional peña El Ovalao y en el Club Caza y Pesca. También estuvimos en el Festi-Orán, organizado por Las Voces de Orán. A partir de ese momento vinieron presentaciones en distintos puntos de Bolivia", comentó Meri.

En 2007 lo convocaron para ser el cantante de la Banda Municipal de Música. "En julio cumplí ocho años junto a esta brillante agrupación. Me acompañan más de 40 músicos"agregó el cantante.

En 2012, luego de cantar junto a Los Mariachis de Orán, se decidió a grabar su primer material discográfico titulado "El nuevo rey canta romántico". Tuvo muy buena aceptación entre la gente. El trabajo reunió 12 canciones. El nuevo disco cuenta con 16 temas.

"Ya estoy jubilado, pero sigo con sobrado entusiasmo para cantarle al amor, alterno mis actuaciones de solistas con la agenda de la banda municipal. Todavía hay voz para rato", dijo Oscar Meri.

"Muchos amigos me aconsejan con respecto a mi carrera. Ahora empezaré a tramitar una jubilación provincial como músico-cantante, que pienso que la tengo merecida por mi larga trayectoria en el ámbito del espectáculo.

Durante todos estos años he vivido momentos maravillosos junto a la música, también hubo sinsabores pero el balance es altamente positivo", aseveró finalmente el reconocido cantante oranense.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora