"La vida sigue, no mires atrás que los sueños no mueren jamás, siempre una luz al final brillará, nunca dudes volver a empezar".
El crecimiento fue alarmante, el talento sobrepasó las defensas y dejó fluir las increíbles creaciones. Así se define el momento actual de Los Izkierdos de la Cueva, que tiene dos inobjetables responsables: Daniel Cuevas y Tony Izquierdo.
"El viento nos limpia el camino y nunca el destino detiene su andar", lo sentenció Cuevas en una de sus letras.
Estos innovadores artistas, que "mamaron" el folclore desde el "pañal", estuvieron recientemente en las charlas en vivo por Facebokk de diario El Tribuno, donde compartieron con todos sus seguidores.
"La comunión con la gente cada día es más fuida. Creo que con Tony estamos en la maduración exacta de la composición y la interpretación", aseguró Cabuchi Cuevas.
Esto no sería posible si no fuera porque "Cada día avivamos este fuego que nos une". Además, "Si un día me das tu amor será para siempre", dijeron Los Izkierdos. Estos artistas reúnen fuerzas en sus seres queridos. "Todo el amor de mis viejos, lo que viví lo soñado, encontraré en la semilla, la fruta que cuelga en el gajo", dijo Izquierdo.
El 15 de enero de 2012 fue crucial en su carrera. El mencionado día fueron elegidos revelación en el Festival Nacional de Doma y Folclore de Jesús María. "El envión fue grande desde aquel momento, se empezaron a abrir puertas en todo el país", aseveró Cuevas.
En los últimos años fueron protagonistas en los distintos festivales que se realizan en nuestra provincia. "Es importante participar en las convocatorias que se realizan en Salta, porque el sentimiento de tu gente es primordial para recargar las energías", dijo Tony.
Daniel y Tony tienen en claro que el "cómplice" ideal es el público, por eso sentenciaron "Quiero dejarte mis versos y mi voz y ser el cauce nuevo de tu camino, donde me lleve el destino de cantor".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora