Luego de una recorrida por la ciudad y de consultar a varios salteños sobre cuáles son las situaciones que complican la convivencia de una pareja, se puede llegar a la conclusión que: la falta de independencia, la infidelidad y el dinero son los tres factores resaltantes.
En las mujeres, el principal problema en la convivencia es la falta de independencia. "Quieren tener control de todo lo que hacés, a dónde vas e incluso, (ellos) creen que son tus padres para "darte permiso", aseguraron muchas de las mujeres consultadas.
En cuanto a los varones, los principal es la infidelidad. "Que descubran que tengo una amante, seguro genera un problema grande", afirmó uno de los encuestados.
Y en ambos casos, el manejo del dinero en el hogar y el cómo hacer para llevar afrontar los gastos de la nueva familia (por más que sean dos) es otra de las situaciones que complica la convivencia.
En diálogo con El Tribuno, la licenciada en psicología Irma Silva afirmó que las parejas modernas pueden vivenciar mayor satisfacción cuando poseen un proyecto en común, sin embargo, el desarrollo personal es hoy un objetivo importante que se persigue aun a costa de rupturas, traslados, cambios de trabajo, adquisición de nuevas aptitudes y análisis de uno mismo.
"Hace unas décadas la sociedad reglamentaba firmemente los modos en que estas relaciones se llevaban a cabo. Hoy, cada vínculo elige los modos de convivencia, de sexualidad, de manejo de lo económico. Es cada pareja en su singularidad, la que elige modos de encuentro e intercambio", destacó la especialista.
Irma Silva explicó que la pareja "tipo", pautada culturalmente y en su evolución noviazgo, compromiso, casamiento, viudez, es una de las realidades en declive en la actual escena social y los vínculos amorosos funcionan de otras maneras en la vida de la gente.
Sufrimientos y amores
"Las parejas entran en crisis, y es normal. Hay amores para toda la vida. Y hay amores que se agotan y se acaban, otros reviven y en ocasiones nacen otros nuevos. Las parejas constituyen un ámbito clave en el desarrollo de la existencia humana, que ha modificado sus formatos y, en este proceso, aparecen algunas y desaparecen otras fuentes de sufrimiento para sus integrantes", explicó la psicóloga.
La realidad apoya sus dichos. "Hay que situar al amor en una época en la que el tiempo es extremadamente imperativo", recordó Silva. "Además, en el conjunto de nuevas modalidades de hacer pareja aparece como bastante habitual lo que muchos llaman parejas descartables", recordó Silva citando a Zygmunt Bauman, de Amor líquido

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia