Osvaldo Juane, autor de una obra del patrimonio de la ciudad, se encuentra entre los más trascendentales artistas argentinos del siglo XX. Se trata de un mural americanista que se encuentra en el primer piso de la galería Mitre -Mitre 274-, representativo del artista y su época. Sin embargo, el olvido condenó a esta obra a una muerte lenta. El agua que chorrea desde un techo en mal estado va decolorando muy despacio a sus personajes, que detrás de una bruma de salitre y hongos parecen irse para siempre.

40c.jpg
Mural de Antonio Yutronich que se encuentra en el bar Mónaco, frente a la plaza 9 de Julio, está en buen estado.
Mural de Antonio Yutronich que se encuentra en el bar Mónaco, frente a la plaza 9 de Julio, está en buen estado.
Juane fue pintor, dibujante, grabador, diseñador gráfico, muralista, poeta y docente, autor del escudo de la UNSa, que en 2006 le otorgó el doctorado "honoris causa" post mortem. Su obra integra colecciones públicas y privadas de Argentina, Bolivia, Chile, Brasil, Canadá, Estados Unidos, Israel, Francia, Italia, España, Inglaterra, Suecia y Australia. Otra de sus obras en la ciudad es un mural en azulejos de cerámica en los altos de España y Zuviría. Más abstracto, fue intervenido por diferentes arreglos. "Acerca de los murales y otras obras que se encuentran en las fachadas de los edificios, tenemos injerencia", señala Omar Carpio, vicepresidente de la Comisión de Preservación del Patrimonio Arquitectónico y Urbanístico de la Provincia de Salta, Copaups. Organismo que ejerce el Plan Regulador para el Área Centro (PRAC), donde se establecen las normas que deben seguir las intervenciones edilicias. El plan, de 2009, declara al área centro como "un bien de interés arquitectónico". "Pero la ley no prevé ninguna cláusula especial para defender los murales, que es algo que estamos pidiendo. Incluso que sume también a los callejeros, que la gente respeta muchísimo", señala Carpio.

40b.jpg
Mural de Bodegas Giol que se encuentra en 20 de Febrero y Necochea, con leves pérdidas de azulejos.
Mural de Bodegas Giol que se encuentra en 20 de Febrero y Necochea, con leves pérdidas de azulejos.

Sin embargo, el de la galería Mitre se trata de un mural que pertenece al Estado provincial, ya que está en la Dirección General de Estadísticas y Censos. "Lo que estamos haciendo es documentar e inventariar todas estas obras de arte para saber cómo protegerlas", cuenta Carpio, aunque acepta desconocer específicamente el mural americanista de la galería Mitre.
El ejercicio de la ley de protección del patrimonio de la ciudad chocó con los intereses de los propietarios. "Deberíamos poder incluir una cláusula que, como en otros países, reduzca impuestos a quienes cuidan del patrimonio cultural de la ciudad. Desde el Copaups estamos diseñando un sello distintivo para negocios y propietarios que cuiden del patrimonio de la ciudad", adelanta el funcionario.

40a.jpg
Mural, también de Juane, en España y Zuviría, que precisa renovación y cuidado.
Mural, también de Juane, en España y Zuviría, que precisa renovación y cuidado.

Frente a la plaza 9 de Julio, por ejemplo, en el restaurante "Mónaco" se encuentra otro de los grandes murales de la ciudad, del prolífico Antonio Yutronich. Nacido en Salta en 1924, fue artista autodidacta de fuerza expresiva y social única. Los trabajos de Yutronich están desaparecidos, como "Hombre andino", de la exconfitería "Montevideo" y tantos otros. En el Hotel Salta también están los murales de Scotti, pintor argentino de renombre. En el hospital San Bernardo está el mural "El trabajo del hombre" que Miguel Biazzi. Y en las paredes de las Bodegas Giol, Necochea y 20 de Febrero, está el mural de un indio hecho en azulejos cerámicos. Se trata, en todo caso, de lo que somos todos los salteños.
¿Los dejaremos ir?

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora