Los reyes de Holanda y sus hijas se trasladaron a Villa La Angostura, donde los recibió Martín Zorreguieta, uno de los hermanos de la reina radicado en el sur desde hace diez años, y disfrutan de los días de sol que ofrece la Patagonia.

Para las celebraciones de Navidad y Año Nuevo se sumarán los padres de Máxima.

Este ritual se había llevado a cabo por última vez en 2012 ya que luego de la entronización de Máxima y Guillermo como reyes no fue posible repetirlo.

La familia planea descansar y disfrutar del afecto de sus seres queridos en Argentina. En esta ocasión todo indica que la reina quiere estar cerca de su padre, Jorge Zorreguieta, quien se recupera de un cáncer.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia