Mariano Mores también dejó parte de su corazón en esta provincia. La magia de sus manos endulzó los oídos de miles de salteños. Siempre le sedujo el talento constante de nuestros folcloristas y alguna vez declaró que "Salta le brinda un aporte enorme a la cultura nacional".
Muchos recuerdan su presentación en el estadio mundialista Padre Ernesto Martearena allá por el 2008, durante los festejos de la fundación de Salta. Aquella noche compartió junto al convocante Oscar Chaqueño Palavecino. El festival gratuito contó con un marco magnífico de espectadores.
El mega festival gratuito fue el broche de oro de una serie de actividades artísticas y culturales que se planificaron para celebrar el "cumpleaños" de la ciudad de Salta, entre las que contaron: muestras, encuentros y disertaciones.
En esa oportunidad, el público también disfrutó con Las Voces de Orán, el dúo Yuchán, la comparsa Los Teucos Nueva Generación y el ballet Palo Santo, que dirige Betty Robles.
El Delmi también fue testigo de una noche memorable del "gran maestro", donde la ovación y los aplausos fueron permanente.
Otra noche para recordar por siempre fue cuando Mores, junto a su clan y con 93 años de edad, ofreció su espectáculo, en el Teatro Provincial de Salta.
"El tango no se explica, se toca", dijo Mores al principio del show, mientras tocaba en su piano al compás de un video que mostraba en una gran pantalla, sus fotos de la infancia y la juventud.
Aquella noche, Gabriel, nieto de Mariano, recordó a su padre Nito (fallecido hace 36 años). Cantó con su abuelo el tango Uno. Con su rostro emocionado, el joven se dirigió al público argumentando lo importante que era en su vida cantar junto a su abuelo. Mariano atino a abrazarlo y secarle las lágrimas de su rostro. La gente se puso de pie para revivir en este bello momento.
También subió al escenario Silvia Mores, la hija de Mariano (mamá de Mariana Fabiani), interpretó el gran tango Cuartito azul.
Así, los salteños aprendieron a querer al "gran maestro" Mariano Mores, no solo por su magia en la piano y la composición, sino también por la enorme humildad que promulgó en cada una de sus visitas a la tierra del general Güemes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora