Los Tekis, Fortunato Ramos y la Cantada encabezan una grilla de artistas jujeños que ofrecerán su música al pie del Obelisco, el próximo sábado 27 de agosto, en un homenaje a la Pachamama que incluirá la tradicional ceremonia de agradecimiento a la madre tierra a cargo de integrantes de comunidades originarias de Jujuy.

El evento, que congregará además a artesanos y gastronómicos jujeños, permitirá a los que asistan compartir una de las expresiones más profundas de la cultura viva en el norte del país, considerada como la más antigua de las celebraciones religiosas de América del Sur.

Por primera vez en el Obelisco de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires las actividades se iniciarán desde las 13, con el paso por el escenario de distintos artistas, informaron a Télam de la Casa de Jujuy en Buenos Aires, a cargo de la organización.

Músicos y grupos como Fortunato Ramos, La Cantada, Diableros Jujeños, Coroico, Los de Jujuy, Sentimiento, Becho Ribeiro, entre otros, que serán acompañados por cuerpos de danzas, tomarán parte de la celebración.

A las 17 se realizará la ceremonia ancestral de ofrenda a la Pachamama, a cargo de representantes de comunidades originarias, y de la secretaria de Pueblos Indígenas de Jujuy, Natalia Sarapura, y con la presencia del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y autoridades nacionales.

El cierre de la jornada, previsto para las 20, estará a cargo de los Los Tekis, que ofrecerán un concierto.

En el marco de las actividades especiales, también se inauguró ayer una muestra denominada Ofrendas de la Pachamama, de Cecilia Espinoza, en la casa de Jujuy en Buenos Aires, sita en avenida Santa Fe 967.

Las tradicionales ceremonias se llevan a cabo para honrar, agradecer y pedir a la Madre Tierra por la prosperidad de todo el año y son un momento de celebración con música y bailes que rescatan y exponen el valor coplas ancestrales en las voces quichua y aimara, y recuperan el espíritu comunitario.

Los festejos arrancan el primer día de agosto, el Día de la Pachamama, y se extienden durante todo el mes, con ofrendas a la madre tierra, que se suman al sahumado de las viviendas, sus habitantes y las visitas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora