En vísperas de su viaje a Bolivia para participar en el Festival de la Cultura Sucre y para presentar sus obras en Cochabamba, Leomar Títeres ofrecerá una serie de funciones en la Fundación Salta (General Güemes 434).

Con Marcelo Barrios insuflándole vida a los títeres subirá a escena hoy, a las 19, "El Gran Circo de los Ratones" (teatro negro). Barrios adelantó que "el propósito de esta pieza es celebrar y estimular la imaginación, una de las facultades más importantes del ser humano". Con esta convicción, Leomar intenta con sus propuestas "explorar la magia infinita de los títeres".

"El Gran Circo de los Ratones" es una pieza que se inscribe en el "teatro negro". "Para lograr esta técnica, el titiritero se viste de terciopelo negro contra un telón de fondo del mismo color. Todos los títeres y los apoyos están pintados en colores fluorescentes y la iluminación está especialmente diseñada para que el titiritero sea invisible. El resultado es realmente mágico", precisó Marcelo Barrios.

Resumen de la obra: La noche de luna llena podemos saltar y tomar un pedacito para saber qué sabor tiene, y en las noches de luna nueva, cuando desaparece, la noche es tan oscura que con el tintinear de las estrellas se encienden las luces del Gran Circo de los Ratones. Entre piruetas, risas y magia, sus anfitriones, el Ratón Mago y el Ratón Payaso, presentan las atracciones: una oruga equilibrista, un elefante que vuela por los cielos estrellados, magia y piruetas.

¿El final? Un viaje a las estrellas con final abierto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora