El miércoles al mediodía, a las puertas de la escuela Nuestra Señora del Refugio de Boulogne, frente a vecinos, alumnos y profesores, un patrullero se llevó detenido a Carlos "Cachi" Colosimo, fisicoculturista y tío materno de Zaira y Wanda Nara, por orden del fiscal Eduardo Vaiani.

A Colosimo lo acusan de haber abusado en repetidas ocasiones de al menos tres chicas, todas ellas compañeras de su propia hija, menores de apenas 12 y 13 años de edad.

Todo comenzó con un clase sobre abuso, cuando una alumna de primer año contó un episodio que habría ocurrido con Colosimo. Otras dos chicas relataron hechos similares. Fueron sometidas el viernes pasado a una cámara Gesell en los Tribunales sanisidrenses: otros dos nombres surgieron y serán investigados.

"Manoseos" fue el término empleado. Una embarcación de Colosimo amarrada en San Fernando y la casa del fisicoculturista en esa misma localidad serían los principales puntos de los ataques, un modus operandi que se intensificaba en verano.

Un padre del Nuestra Señora del Refugio le contó a Infobae: "Los ataques habrían empezado hace dos años. Colosimo invitaba a una sola chica por vez, y muy insistentemente. Invitó a mi hija y me negué. Me llamó él mismo para convencerme. Finalmente accedí. Mi nena fue solo una vez. No volvió a invitarla. Invitaba de a una, nunca en grupo. Iban ahí, pasaban el día y volvían. A las chicas supuestamente les gustaba, les pedían a sus papás que las dejen ir".

Colosimo contrastaba fuertemente con el resto de los padres de la escuela: no permitía que su hija fuese a los tradicionales campamentos que se organizaban, por ejemplo, o que fuese a la casa de sus amigas.

Entrenaba casi cada noche después de las 20 horas en un gimnasio y quienes lo conocen aseguran que nunca miraba de forma indebida a las mujeres o decía groserías, pero que no era raro "verlo con su hija y con un grupo de nenas; casi siempre andaba con las amigas de su hija".

Para este padre, hay un modus operandi visible, un modo de selección:"A las chicas que denunciaron las habría atacado repetidas veces, focalizaba en las mismas. Hubo otras, pero había invitadas frecuentes", afirma.

Por lo pronto, Colosimo espera en la DDI de San Isidro.

Fuente: Infobae.com

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora