Los salteños tuvimos la oportunidad de disfrutar el miércoles, de una generosa y exclusiva muestra de ballet clásico a través de bailarines de primer nivel internacional.

"The Tsars of Ballet" pasaron por Salta con un deroche de técnica y emoción que generalmente suele verse en escenarios internacionales, lejanos a nuestra realidad cotidiana.

No son una compañía en el exacto sentido de la palabra, ni siempre bailan los mismos; provienen, eso sí, de algunos de los cuerpos de baile más importantes de su país: el del Bolshoi, el del Mariinsky y el del Mijáilovsky de San Petersburgo. En gira, están recorriendo el país y ya impresionaron, según las crónicas, al público de México, Colombia y Perú.

Elena Pankova (radicada en Estados Unidosque y que fuera cabeza de compañía en San Petersburgo, Nueva York y Londres, Alexander Volchkov, Ekaterina Borchenko y Natalia Ledovskaya.
También integran el grupo Igor Kolb, Tim Baro-Godefroy, Mikhail Menshikov, Nikolai Koripaev, Maxim Sevagin, Svetlana Vek, Míjail Pujov y Elena Kotsiuvira, que rota en las diferentes funciones, son algunos de los bailarines más reconocidos de este grupo.

En Salta ofrecieron fragmentos de obras icónicas del ballet clásico como "El baile de los fantasmas", "El lago de los Cisnes", "El Cascanueces", "La muerte del Cisne", "Esmeralda", "Scherezada" y "Don Quijote". Si bien existe una estética y una técnica similar en todos los bailarines, la parte artística, y los movimientos tienen pequeñas diferencias, según las distintas escuelas donde se formó cada uno.

Los años de experiencia y la rigurosa disciplina del ballet ruso, forjaron a cada uno de los intérpretes que entregaron sus mejores pasos en el Teatro de la Ciudad frente a un público, que si bien no fue numeroso, derochó entusiasmo y supo recibir, con devoción, cada paso, cada figura y aplaudió de pie.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia