La espectacular rubia se instaló en Carlos Paz y forma parte del elenco de Casa Fantasma, la comedia que encabeza Peter Alfonso y Emilio Disi. A pesar de la exigencia de la temporada, ella está abocada al trabajo y disfruta de su soltería mientras que varios se pelean por conquistar su corazón.

En una entrevista con Caras, la sensual rubia aseguró: "Desde que me peleé con mi exnovio, apareció gente por todos lados. Políticos, economistas, empresarios, de todo. Estoy conociendo a la persona que tiene que ser la indicada, eso no quiere decir que sea uno en particular, tampoco estoy saliendo con 20, sino que estoy conociendo personas para ver cuál es el indicado. Estoy viendo después de una relación, a ver este, el otro. Te fijás a ver cuál es el que más se acomoda al perfil que vos estás buscando. Con algunos habré intimado más que con otros...".

Ella misma se define como una "geisha" a la hora de tener relaciones y señaló que no tiene límites en el sexo: "Creo que me esmero y que doy todo de mí, que soy buena en la cama. He cumplido varias fantasías, pero siempre hago lo que me surja en ese momento, personificar, disfrazarme. Está todo en mi cabeza".

Además Luli confesó que suele grabarse en la intimidad, pero toma recaudos para evitar ser víctima de un hacker: "Me grabé, pero nunca va a salir en público, siempre fue algo divertido, un juego. Sé lo que tengo que hacer para no tener una sorpresa desagradable Lo hice con parejas estables, pero nunca lo haría con alguien pasajero o a quien no le tenga confianza".

Por último, Salazar manifestó que su relación con Martín Redrado ya quedó en el pasado: "Soy rápida para superar el duelo, a mí lo que más me costó fueron los últimos tiempos en que estuvimos mal, eso fue lo más duro, después la decisión de separarme fue mía... Ahí al que más le costó fue a él. Despegar, soltar. Le costó mucho, de hecho quería seguir intentando todo y fue difícil".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora