El artista no se presentó en un espectáculo y se desató la furia de los organizadores. Tres de sus asistentes fueron detenidos por incumplimiento de contrato.

Luis Miguel debía dar un show en el Coliseo de Yucatán, en México, el sábado pasado, pero no se presentó. Un portavoz del coliseo anunció a las más de 10 mil personas sobre la cancelación y acusó al artista de haberse emborrachado y drogado, según informó el diario mexicano Excelsior.

Se filtró un video en el que uno de los organizadores le habla al público sobre la ausencia del intérprete: "El artista Luis Miguel simple y sencillamente se metió a su cuarto, pidió botellas de alcohol y se está emborrachando en su cuarto, esa es la verdad yo no voy a decir mentiras, esa es la verdad, está en su habitación emborrachándose y drogándose".

"Vamos a levantar una denuncia, les suplico que vayan desalojando con tranquilidad", fue otro de los pedidos que le hicieron a las personas que esperaron durante casi dos horas la llegada del cantante.

Por otra parte, el diario 20 minutos publicó que el apoderado legal del Coliseo Yucatán, José Gabriel Castillo Peralta, realizó una denuncia civil por incumplimiento de contrato. Por esta razón, fueron detenidos tres personas que trabajan con el cantante: Óscar Raúl Montes (representante legal), Javier Rodríguez Mendoza y Daniel Font.

Los detenidos se reservaron el derecho a declarar sobre la ausencia de Luis Miguel, quien el domingo abandonó Yucatán.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora