Sempre preocupó el peso de la infartante rubia, pero ella siempre se desentendió de la situación. Ayer, durante una entrevistra radial en Agarrate Catalina, el programa en La Once Diez de la periodista Catalina Dlugi, Luli reconoció sus problemas de peso.

La periodista la desafió y le preguntó qué había comido el día anterior y Salazar contó que "es mentira que no como. Ayer comí cinco medialunas y dos empanadas, en medio de los ensayos. Después cené fideos con salsa y de postre unos chocolates. Ahora no estoy más flaca, estoy más marcada."

La rubia reconoció que "tendría que comer más sano", pero se excusó que come siempre "papas fritas o cosas dulces" porque está "de acá para allá.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora