Esta es la historia de Madeline Stuart, una joven australiana, de 18 años, que quiere cambiar la mirada sobre la discapacidad y ya desfiló en la semana de la moda de Nueva York.

La pelirroja Stuart hizo dos pases en el desfile de la marca italiana FTL Moda en la Grand Central Station de Nueva York y al final posó con las otras modelos. Según la madre y mánager de la joven, Rosanne Stuart, su aparición tuvo una gran acogida.

La mitad de los 500 espectadores se levantaron de sus asientos cuando la joven se presentó por primera vez con un conjunto rojo. Sin intimidarse, caminó suavemente antes de fijar con tranquilidad su mirada en los teleobjetivos. En su segundo pasaje, levantó el mentón y colocó sus manos en las caderas, al estilo de una profesional.

"Es formidable que le ofrezcan esta oportunidad. Es una plataforma fantástica para transmitir nuestras ideas sobre la integración y la discapacidad", celebró la madre de Madeline.

Maddy Stuart descubrió su pasión por la moda hace un año y se propuso ser modelo. Comenzó a practicar y en unos pocos meses perdió casi 20 kilos. Este año también participará en eventos en Suecia y Rusia.
Madeline fue la segunda modelo con síndrome de Down en desfilar en la semana neoyorkina, y compartió cartel con tops como Abbey Lee Kershaw y Miranda Kerr. Maddy, como la llama su familia, realizó un riguroso entrenamiento para lograr su objetivo.

Su mamá Rossane, que la acompaña en el proyecto, dijo en una entrevista a la revista Cosmopolitan que Maddy trabajó muy duro. "La gente con síndrome de Down puede hacer de todo. Es hora de que la gente se dé cuenta de que pueden ser sexy y hermosas". Hace unos meses, Madeline Stuart había contado su sueño: ser modelo. Ella ya lo cumplió.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia