Hace un par de semanas El Tribuno presentó una nota sobre la moda de las quinceañeras. Fue el momento de las cumpleañeras, pero esta fiesta por lo general es de la familia, donde los padres y hermanos también están en la vidriera. Buscando opciones para ellos recurrimos a la productora de modas Gloria Paredes, que -sin dudarlo- preparó una propuesta para mamás de más de 40 y tías jóvenes, hermanas o amigas muy cercanas. Las tendencias son un punto clave a la hora de elegir. Esta temporada la idea es jugar con las transparencias en las partes adecuadas para destacar lo que queremos destacar y no lo que queremos ocultar. Un ejemplo de esta tendencia es un vestido azul noche, que nos acercó Gloria, y que lució Melina Mercado. "Este modelo tiene una espalda destacada, con botones forrados. El color azul noche o azul jade es el nuevo negro, porque es una tonalidad que les queda bien a todos los colores de piel. Además, es un clásico porque nunca va a pasar de moda. Este vestido es ideal para una mamá que pasa los 40 años, porque al ser holgado desde la cintura para abajo, ayuda a disimular la cadera", explicó Gloria.
La productora de modas aclaró que muchas mujeres piensan que la pollera ceñida al cuerpo disimula las caderas y hace un efecto faja. "Esto es un mito. Lo mejor es una pollera amplia. Cuanto más amplia menos cadera se ve ", sentenció Gloria. El escote Halter, atado por atrás del cuello, es ideal para las que no tienen tanto busto. Este escote alarga el cuello y la imagen de un mayor busto.
Una segunda opción para las madres de las cumpleañeras es un vestido verde esmeralda. "Este año la tendencia son los colores relacionados con las piedras preciosas. El verde esmeralda es muy favorecedor para las pieles blancas. Este modelo fue realizado den guipure, lo cual le da una textura ideal. Este modelo asirenado se recomienda para las personas que no tienen cadera, porque da volumen y el escote corazón favorece a las que tienen busto", destacó Gloria.
La productora recomendó que todos los escotes tengan breteles, para que en el momento del baile se pueda estar cómoda y tranquila. Este modelo es ideal para una mamá o una tía o algún muy querido de la quinceañera.
Un tercer estilo fue un vestido en seda con escote Halter y con una falda en A. Este modelo en seda estampada es ideal para las mamás, con una espalda sexy. El modelo viene con un corpiño en push up, como todos los vestidos de gala. Además este vestido tiene un corte en la falda que ayuda a afinar la silueta combinando estampas con un liso. La modelo que lo lució fue Paula Gallina. El último modelo para las mamás fue un vestido asirenado, en rojo bordado de guipure cortado a mano. Tiene un escote cuadrado, muy sentador para las mujeres con espalda ancha. El corte ovalo en la espalda además marca la cintura.
Todos estos modelos fueron diseñados por Beatriz Haydeé López Orvé de la casa Amada vestidos.
Para las tías jóvenes, hermanas o amigas cercanas, Gloria recomendó los cortos. Uno en el clásico blanco y negro de corte princesa. Es ideal para quien quiera lucir sus piernas. El último modelo está inspirado en el estilo español, con flecos, de un solo hombro con escote cuadrado y una cintura alta con piedras bordadas a manos.
Estos dos últimos modelos son una creación de Luciana Virgilli, para la casa Virgilli Alta Costura.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia