Tres veces saludó el director de la Orquesta Sinfónica mientras la ovación no terminaba. El viernes, el Teatro Provincial fue el escenario donde comenzó el ciclo 2015 de conciertos.
La Sinfonía N° 6 en La Menor de Mahler ofrece climas diversos en su estructura musical, pero la atención del público se mantuvo siempre en alto y cada aplauso fue un broche de oro para las interpretaciones de los hombres y las mujeres dirigidos por Jorge Lhez.
Junto a los reconocidos y habituales integrantes del conjunto sinfónico local, el viernes actuaron como invitados dos músicos de la Filarmónica de Buenos Aires, uno de Mendoza y otro de Tucumán. A la par de ellos, una juvenil de Jujuy y tres músicos salidos de las orquestas juveniles de Salta.
La fuerza de la tragedia de Mahler inundó el ámbito. Músicos y director representaron vigorosos cada nota, le imprimieron una potencia virtuosa a la interpretación y la gente lo valoró y aplaudió.
El Teatro se vio como en las mejores noches, repleto de amantes de los clásicos, atento, dispuesto a disfrutar de la buena música y a demostrar su gusto por lo que se ofreció desde el escenario.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora