Dueña de una tonada mezcla de salteña y cordobesa, Mar Tarrés presentó su espectáculo "Minas jodidas" en Salta.

En una distendida charla con El Tribuno la joven tartagalense aclaró: "Hay un prejuicio muy grande con el tema del humor, siempre me dicen mirá que la gente acá es más conservadora, pero se agotaron dos funciones y la gente ya sabe como es el espectáculo. Me mandan mensajes al face para que agregue más funciones", relata con entusiasmo.

Tarrés, que desde su Tartagal natal llegó a Córdoba para estudiar, se encuentra en gira nacional presentando su espectáculo de stand up.

"Los productores siempre me dicen que tenga cuidado que acá somos cabeza mas cerrada, pero en Mendoza agotamos las entradas y tuve que volver".
El humor y las idiosincrasias provincianas son para ella solo tabú. "El tema de los prejuicios es como un mito, algo que se dice pero después no se cumple, el público me pide cada vez más y les encanta", asegura con entusiasmo.

"Yo siempre voy como mordiendo la banquina y el público te pide que toqués fondo. A la hora de ver un espectáculo la gente quiere reírse y le chupa un huevo. Esa es la verdad".
Tarrés, que supo ser promotora y llegó a participar de desfiles, subió de peso en Córdoba pero eso no la amilanó, por el contrario le dio más fuerzas para seguir con su proyecto de hacer reír a los demas.

"La Argentina siempre va a ser gordofóbica, las palabras duelen cuando te importa quien te las dice, si no te las tomas como de quien viene, un p... Si uno de esos me grita gorda lo tomo como que viene de un p... Si mi familia me agrede, más vale que me va a doler", afirma.

La burla
Tarrés da charlas para chicos en las escuelas donde el bullying es una realidad cotidiana. "Desde el momento en que lográs reírte de vos mismo se termina la burla. A los niños les decimos que hay que aprender a reírse de uno, así el otro ya no puede hacer daño. El chiste del que te agrede es que a vos te duela. Si vos te reís podes pasar de ser un gordito 'bulingueado' a un gordito con actitud que maneja la batuta. Hay que enseñarles a los chicos a reírse de ellos mismos".

Elegida como "La chica del verano" el año pasado en Carlos Paz, Córdoba, tuvo que soportar agresiones verbales de aquellos que no comparten que su figura pueda ser un modelo de belleza.
"Yo soy una mina con mucha actitud, me siento supersexy, me siento hermosa. Tengo la autestima mas alta que Pampita", afirma sin dudarlo.

Su postura frente a los demás marca para ella la diferencia. "Yo sé que a la gente le jode que una gorda tenga actitud. Sé quien soy, porque me amo y me valoro. La gente que te insulta es gente fracasada", esgrime con énfasis.

"El día que baje de peso me van a odiar, porque encima que soy linda le voy a cagar el novio a todas", afirma entre risas.
Tarrés pasó por Salta y no sólo divirtió, sino que hizo pensar a más de uno.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia