Las olas y el viento impulsaron a Marcelo Mazzarello (49) a subirse a su tabla de surf en Mar del Plata y barrenar erguido con su inmenso pecho inflado.

Eso sí, sin perder de vista a su joven novia. En un merecido recreo del espectáculo Mazzarello no chilla, que presenta en el teatro Auditorium, el "polaco" de Viudas e Hijos del Rock & Roll se animó a bailar tango junto a Florencia Argento (38) en plena playa.

El cómico, que está pasando unos días en Chapadmalal en un terreno que compró para construir su hogar, es un fanático del surf y hasta planifica sus vacaciones en función de la temporada de olas. Muy enamorado de la morocha, Mazzarello reveló que "Nos conocimos hace tres años en la milonga. La cabeceé para sacarla a bailar, pero ella no respondió. Después me confesó que era porque no ve bien. Pero la magia de bailar juntos es indescriptible. Me enamoró y no nos separamos más".

A tal punto es la conexión física que Marcelo Mazzarello llegó a sentenciar: "El tango es un baile que te da un nivel de intimidad aún mayor que el sexo mismo". Por otra parte, la bailarina de tango y Mazzarello tienen en claro que no van a bailar en su boda: "Ninguno de los dos sueña con el casamiento". ¿Y con la paternidad? "Por ahora tampoco", había reconocido él, aunque ya están grandecitos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia