Marcelo Tinelli está en la boca de los comentarios de chimentos ahora que ha vuelto con su show a la tevé.
Para despejarse de tanta tensión, viajó junto a su primo El Tirri y otros amigos empresarios a ver la final de la Champions League que se disputó ayer en Berlín entre Barcelona y Juventus.
Pero Marcelo está viviendo en otro momento de su vida y se vé que el romanticismo le pegó bastante en medio de tantas colas con tangas que se pasean por el escenario de VideoMatch.
Así fue que antes de entrar a la cancha en Berlín el conductor utilizó su cuenta de Instagram para compartir una romántica foto donde posa junto a Guillermina Valdés, su mujer, a quien le dedicó un mensaje "almibarado" que da claras señales del momento que está viviendo.
Marcelo eligió expresarse a través de una palabra y el emoticón de un corazón, en donde se interpreta "Te amo" y en la foto su pareja abrazándolo fervientemente.
Guillermina Valdés se quedó en Buenos Aires porque tiene función de "Sexo con extraños", obra que protagoniza con Gastón Soffritti, algo que parece no darle celos.
Jurados peleones
Pero no todo es dulzura en la vida del Cabezón. Ya que en una nueva gala del Bailando 2015 se desató una interna en el jurado, sobre todo entre Moria Casán y Soledad Silveyra, quienes se cruzaron durante la devolución a Anita Martínez y el Bicho Gómez, que personificaron a gente exótica.
Cuando llegó la hora de dar su calificación, Soledad Silveyra disparó: "Quiero agradecerles el humor en la previa. Me hicieron acordar tanto a alguien que tengo cerca, que me encantó... ¿Qué pasa, señora Casán?".
Moria arremetió: "Estoy hablando para la cámara de Este es el Show. Calmate, Soledad. Yo no cartoneo escena".
La discusión se puso tensa y Solita pidió tregua: "Armoniosamente, cada uno en su lugar". Después les dijo a los participantes: "Estuvieron maravillosos, geniales". Por último, Marcelo Polino comentó: "Por fin nos sacamos las caretas. Me gusta mucho lo que hacen, felicitaciones".
Tinelli se quedó pasmado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora