La felicidad es, nos atrevemos a sospechar, colectiva. Y trasciende la enorme dicha de sus padres. Es que, conocida la noticia del nacimiento de Giovanna, la hija de María Fernanda Callejón y Ricky Diotto, fue ineludible recordar su larga lucha por ser madre... que finalmente tuvo su recompensa más feliz.
Aunque tenía cesárea programada para el 18 de agosto, Fernanda no se sintió bien esta madrugada y -una vez que se lo comunicó a su partera- ambas supieron que el esperado nacimiento se adelantaba.
La primicia la comunicó Marcela Tauro en Intrusos y confirmó que ambas se encuentran en perfecto estado. La pequeña nació a las 13.10 horas, pesó 2,770 kilos y Callejón se repone de la cesárea en la habitación 401 del Sanatorio Otamendi, mientras su niña tiene sus primeros controles. Ricky, su marido, custodia de cerca a sus princesas y, según describió, 'la nena es hermosa'. ¡Tiene a quién salir!

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora