Desde que pisó por primera vez un escenario, a los ocho años, Mariana Carrizo sintió que cantar era su manera de alzar vuelo. Dice que a esa claridad la tuvo desde el primer momento. "A pesar de que era una nena no me llamaba la atención otra cosa que no fuera el canto. Fue y es mi goce absoluto. Cantar me abstrae. Es como si entrara en un territorio mágico y ahí estoy hasta que el canto me suelta", cuenta la coplera sancarleña, intentando poner en palabras la sensación de lanzar al viento esas coplas ancestrales que ella supo entender y valorar como tesoros únicos, desde siempre.

Después de un año ajetreado que incluyó el exitoso lanzamiento de "Doña Ubenza", videoclip en stop motion realizado por El Birque Animaciones, la filmación de dos películas y su décima gira por Europa, Mariana decidió hacer una pausa musical en Salta para celebrar su cumpleaños número 40. Presentará el concierto "Doña Ubenza", hoy a las 21 en El Teatrino (Aniceto Latorre y Alvear) "para grandes chicos y chicos grandes".

"El espectáculo va a ser mi festejo. El concierto Doña Ubenza nació a partir del videoclip, que fue una sensación y se catapultó rápidamente en las redes sociales. Cada vez que pongo un pie sobre el escenario la gente me pide la cante. Así que pensé en armar un concierto en el que, a partir de Doña Ubenza, se enarbole la bandera de la mujer originaria. El videoclip estará presente, obviamente, y también voy a incluir coplas tradicionales y canciones del universo infantil, de autores como María Elena Walsh y Daniel Toro. Por eso se llama 'concierto para grandes chicos y para chicos grandes'", detalló Mariana en vísperas de su festejo.

La coplera descendiente de la cultura diaguita calchaquí tiene en su voz toda la fuerza de sus ancestros. Nacida en el corazón de los Valles Calchaquíes, heredó su arte de las abuelas del pueblo, que intercambiaban coplas mientras pastoreaban las cabras y ovejas en los cerros. "Yo canto lo que soy. A mí nadie me lo contó. Yo soy eso", explica la coplera, orgullosa de su legado.

Como en Doña Ubenza -que saluda a la apacheta y reza "por si acaso Dios exista"-, en Mariana Carrizo se da un profundo sincretismo. Pero en ella la mezcla excede lo meramente dogmático: se dispara en varias direcciones. Sin abandonar la esencia ni el ropaje de sus tradiciones, la artista ha sido capaz de llevar su canto, hecho de despeñaderos y alturas enormes, a los rincones más insospechados del mundo.

A fuerza de escenarios, Mariana Carrizo se ha convertido en una mujer cosmopolita, capaz de compartir el hechizo de su caja y de su voz con orquestas sinfónicas y bandas de jazz. No obstante, ella se define como "una mujer de la cultura calchaquí". "Soy un nexo comunicador de mi cultura. Cuando canto paso a ser una herramienta. Siento mi sangre y las voces antiguas retumbando en el cuero de la caja. Me cuesta mucho estar afuera. Hay una parte que no disfruto y es la lejanía de mi centro, que es mi terruño", expresó Mariana.

Este año, la coplera salteña realizó una presentación en la Ballena Azul del Centro Cultural Kirchner de Buenos Aires, a sala llena y junto a las Orquestas Tambo y Latinoamericana Musicantes. También realizó una breve gira por Europa, con presentaciones individuales e invitada por la reconocida cantante portuguesa, Dulce Pontes. Además incursionó en el cine, cantando en Zonda, folclore argentino, de Carlos Saura, y actuó en Sinfonía para Ana, un filme que narra la historia de un grupo de alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires que militaron en la Unión de Estudiantes Secundarios y que fueron secuestrados durante la dictadura. La película dirigida por Ernesto Ardito y Virna Molina aún no fue estrenada. Está basada en una novela de Gaby Meik.

Uno de los puntos más altos de este productivo 2015 fue el estreno del videoclip animado "Doña Ubenza", que cosechó innumerables críticas calificadas y premios en festivales internacionales.
En el último tramo del año, Mariana ofrecerá un concierto que será un doble festejo. La protagonista de la noche será -como siempre- la copla, este canto fascinante y metafísico entonado con los huesos y el pellejo.

Detalles del espectáculo de esta noche

El concierto “Doña Ubenza, para grandes chicos y chicos grandes” tendrá lugar en El Teatrino. Acompañarán a Mariana Carrizo en el escenario Migue Rivaynera (guitarra), Clavito Riera (bandoneón), Tubo Moya (percusión) y Campi Cardozo (guitarra). También habrá un par de artistas sorpresa invitados.

La protagonista del espectáculo anticipó que “el concierto será un momento para compartir con la familia, en especial con los niños, la riqueza cultural autóctona en un lenguaje coloquial y contemporáneo conjugado con el audiovisual”.

“Será un relato escénico desde la fuerza de la esencia femenina”, agregó Mariana Carrizo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora