No es la primera vez que el director español Carlos Saura busca mostrar la cultura de un país a través de sus expresiones tradicionales. Ya existen repasos visuales que llevan su firma sobre el tango, el flamenco, el fado, y ahora estrenará Zonda, folclore argentino. Un filme que conforma un mapa de las ricas variantes musicales de nuestro país, como el carnavalito, la copla, la zamba, la chacarera, el chamamé y la tonada, entre otras fuertemente arraigadas en nuestro ser nacional.

Para este prisma de imágenes y sonidos en el cual Saura imprimió la profundidad de su mirada fueron convocados un puñado de salteños: Mariana Carrizo, Melania Pérez, el Chaqueño Palavecino y Jimena Teruel.

Melania y Mariana fueron protagonistas del bloque dedicado a la copla, junto a la sancarleña Reina Mamaní (81), su hijo Bernardo Alarcón y el jujeño Tomás Lipán. Sobre la experiencia de participar en Zonda, musical que se estrenará el jueves 28 en Salta (Cine Hoyts), Mariana Carrizo resumió: "Saura contó que la música siempre estuvo presente como un fuego en su casa y en su espíritu. Contó que su mamá enseñaba piano y a partir de esa conexión con la música siempre estuvo atento a las expresiones populares de los diferentes lugares que visitaba mientras hacía sus filmes. La producción de Zonda me convocó como conocedora del género, para que ayudara a diseñar este segmento de la película.

Procuramos que en esos pocos minutos estuvieran presentes las diferentes variantes de la copla. Saura me dijo que quería convocar a una persona mayor, así que la llamamos a doña Reina, que justo estaba en Buenos Aires conmigo. El filme responde a una estética muy propia de Carlos. Se rodó en un estudio especialmente acondicionado en el barrio de La Boca, con ese manejo de la luz tan propio de este director", resumió la coplera sancarleña.

Para Melania Pérez, Zonda es una película donde Saura asume una posición muy clara con respecto a lo que considera folclore: "En el filme, el director presenta la copla como el inicio de todo, como la expresión musical originaria, nuestro nexo más fuerte con la tierra. Rescata figuras emblemáticas como Mercedes Sosa y también bagualeros de nuestra región. Creo que Saura abordó el tema con mucha seriedad. Zonda es una semblanza de artistas comprometidos que hacen música popular, no solo de artistas que se destacan en los festivales", precisó.

El primer encuentro de Melania con Saura ocurrió en septiembre pasado, fuera del set de filmación. "Nos conocimos en el cumpleaños de Jaime Torres, que siempre se convierte en una colmena de artistas que se van alternando en el canto. Me escuchó y tiempo después me contactó a través de otro amigo en común, Lito Vitale".

Carlos Saura es uno de los más prestigiosos directores de cine español. Con numerosos premios nacionales e internacionales y cuatro nominaciones a los Oscar, ha dirigido, entre otras películas, Cría cuervos (1976), Tango (1998), Ay Carmela (1990) y Deprisa, deprisa (1981).

Para Mariana Carrizo, conocer a Saura y trabajar bajo su batuta fue una experiencia fascinante, otra de las tantas que le viene deparando la vida desde que eligió cantar desde su propia naturaleza.
Su referencia más inmediata del director español hasta ahora habían sido algunas de sus ficciones. "Siempre noté que sus filmes tenían un delicado tratamiento de la música. El primero que vi fue La caza", contó. Cuando la salteña viajó por primera vez a España conoció todos los escenarios donde Saura había rodado esta película, que lo catapultó internacionalmente.

"Era un lugar muy parecido a nuestros valles", recordó Mariana, quien cada vez está más convencida de que la vida está hecha de causalidades. Subida en este tren, la sancarleña sigue llevando su arte al mundo. "En julio me voy a España y a Portugal, invitada por la cantante de fado portuguesa, Dulce Pontes. Voy a acompañarla en un concierto que va a dar en el Teatro Circo Price, de Madrid, y además vamos a grabar un disco", le anticipó Mariana a El Tribuno.

"Cada una canta desde su ser existencial, desde su propia cultura. Y solo en algunas canciones nos acompañamos", explicó Mariana, que ya compartió escenario con la portuguesa en Córdoba, durante su reciente gira por Latinoamérica. "Son pasos que nunca soñé dar. Creo que ni siquiera los que estamos dentro de ese universo (la copla) sabemos cuán inmenso es. Yo canto y no sé adónde va la copla ni adónde me lleva. Pero siempre me abre caminos", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora