El domingo pasado más de 2.000 personas atravesaron el mágico portal de Milenio de Plata, el evento tributo a Sailor Moon que reunió a fanáticos del noroeste argentino. Entre los principales atractivos había una exhibición de merchandising de varios coleccionistas salteños y jujeños. Los visitantes podían apreciar pósters, stickers, mangas, VHS, trajes, accesorios y figuras de acción. María Moyano (32) fue la encargada de hacer los honores en la exposición. Ella es "cosmaker" (confecciona atavíos de personajes para que los luzcan los cosplayers) y mostraba báculos, broches y armaduras de la serie hechos por ella.

"Para mí, Sailor Moon marcó un antes y un después en una época en la que eran pocos los animés para adolescentes que llegaban a Latinoamérica. Muchas familias vinieron a disfrutar con sus hijos", apuntó.
Justamente ella transmitió su pasión por las guerreras mágicas a sus hijas, Celeste (10) y Ana (4). Al tratarse de una serie de culto popular en los 90, resultaba llamativo ver por los pasillos a tantos niños y preadolescentes. Los jóvenes, hoy tan cercados por narrativas complejas y condicionados porque el propio género mahou shoujo (niñas mágicas) viene presentando tantas buenas series, podrían haber sido los grandes ausentes.

Sin embargo, asistieron, seducidos por una trama simple, aunque plena de personajes cautivantes, romance, comedia y acción. Además varios sucumbieron a las formas del dibujo animado, visualmente lleno de elementos y sorprendente en detalles aunque con escenarios no tan adornados.
Uno de ellos es Alexis Ledesma (14), quien concursó con su cosplay de Helios, el Pegaso. "Lo que más me impactó de la serie son los trajes porque en un futuro quiero ser diseñador de moda y accesorios", dijo a El Tribuno. Añadió que este personaje es sumamente especial para él por su valor simbólico: Helios se gesta y habita en el corazón de Chibiusa, la hija del futuro de Serena, la protagonista.

Virginia Mamaní Recasens (22) trabaja en una comiquería, un lugar ideal para empaparse de las novedades y contagiarse del espíritu otaku. "Crecí viendo Sailor Moon y la nostalgia nunca termina. Vine con el cosplay de Sailor Neptuno versión victoriana porque creo en mi conexión con el personaje. Mi signo es Piscis y Neptuno está regido por el agua. El 16 de marzo cumple años el personaje, la misma fecha en que nací", expresó.

Un éxito
Cecilia Escribas (26), una de las organizadoras del evento, es diseñadora de interiores y cosplayer. Confesó que se enamoró de la serie cuando tenía 7 años. "Hoy vi caras felices. Nos emocionamos con la gran Paty Acevedo (la voz de Sailor Moon) que nos dejó un saludo desde México y también de Genaro Vázquez (voz de Tuxedo Mask)", relató. También destacó que Sailor Moon presenta personajes con un aura de ingenuidad y transmite mensajes de amor, amistad e incondicionalidad con los que no nos viene mal reencontrarnos: "Creo que valoriza mucho la amistad, la confianza en uno mismo, el respeto y el amor. Cosas que me ayudaron a crecer como adulta y es lo que recomiendo a las nuevas generaciones".

Un concurso muy nutrido
Micaela Salgado (26), tesista de Comunicaciones Sociales, fue jurado en Milenio de Plata. "Me sorprendió la cantidad de cosplays, a pesar de ser un evento temático y la originalidad en la elección de los personajes. Muchos optaron por villanos o personajes secundarios", destacó. Añadió que es seguidora de la serie desde los 6 años. "Sailor Moon nos enseña que podemos ser fuertes para enfrentarnos a las adversidades, pero más fuertes podemos ser cuando estamos rodeados de amor y amistad, ya que son esas personas las que van a levantarnos cuando nos caigamos", reflexionó.
Por lo exitoso del evento, quedó abierta la posibilidad de otra edición, tal vez en Jujuy o Tucumán...


Los fans
Malvina Aguirre (33 años): "Comencé a ver la serie a los 12 años y no paré. Compré los CD y la hice fan a mi hija mayor, Luciana (8). Cuando crezca mi otra hija, Olivia (11 meses), la veremos las tres juntas. Como soy romanticona me enganchaba mucho la historia de amor entre Serena y Darien".

Gonzalo Alanís (32 años): "Mi personaje favorito era Serena Tsukino. En los 90 no había diversidad ni internet y la serie nos parecía novedosa. Yo me refugiaba en el animé y me gustaba que la línea estética del dibujo era muy fina y muy atrayentes los efectos visuales. La historia, eso sí, era bastante simple".

Stefanía Brun (21 años): "Me gusta Sailor Júpiter porque tiene una personalidad parecida a la mía, de siempre salir a pelear primero y demostrar su fuerza. Yo, como ella, hago aikido desde pequeña. Recuerdo que con mis hermanas teníamos muñecas importadas de las sailors scouts".

Germán Lamas (21 años): "La pasaban en Magic Kids y me gustaba bastante. La veíamos con mis hermanos. Ya estoy viendo por internet la nueva serie y aunque la historia es un poco diferente sigue teniendo lo que a mí me atrapa: las batallas. Me gustan los personajes masculinos como Tuxedo Mask".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora