Matías Alé y Federico Bal son protagonistas de una de las peleas del verano. Las diferencias entre ellos vienen de hace años y la cercanía del hijo de Carmen Barbieri con Sabrina Ravelli, la novia de Alé, echó más leña al fuego. Y un audio que circuló el martes fue el límite para el actor de Los Bañeros Se Divierten.
"Sabés que siento que Ravelli va empezar a tirarme un poco de onda", fue una de las frases de Bal en el audio que mostró Jorge Rial en Intrusos. "Al principio me sorprendió la forma que tuvo Federico para dirigirse a Sabrina. Me pareció raro porque siempre es muy respetuoso de las mujeres. Me dio mucha bronca", dijo en primer lugar el movilero de Desayuno Americano.
"Cuando salí de la radio lo llamé. Hablé casi una hora. Al principio fue en un tono firme de aclarar mi situación y la de él. Me lamentaba de no estar en Mar del Plata para poder hablar cara a cara", agregó.
Después de esas palabras llegó una declaración de Alé que puede sonar tierna y desafiante a la vez, según cómo se la interprete: "Federico me conoce desde los 7 años, yo lo conocía cuando era gordito y tenía pecas".
"Le expliqué cual era mi malestar. Le dije: 'Hasta ahora yo no me metí, no tenía ganas, es un juego, te banqué, pero ahora me parece que pasaste una línea. Te referiste a Sabrina de una manera que no está buena y creo que se merece una disculpa'", detalló sobre su conversación telefónica.
El distanciamiento entre ellos ocurrió cuando Alé se separó de Julieta, la hermana de Federico. Pese a eso, el novio de Sabrina Ravelli no entiende el enojo que tiene: "Él aclaró su versión y su posición. Él se pone en el lugar de justiciero, de defender a Julieta y Carmen, y yo tengo más diálogo con Julieta que él".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora