La salud y el futuro de Matías Alé es todo un misterio luego del brote psicótico que sufrió, en medio de un confuso epsisodio con su flamante esposa, María del Mar Cuello Molar y su suegra, Nancy Moler.

Las hipótesis y los supuestos sobre qué le pasa a Alé son moneda corriente y están a la orden del día: secta, gualichos, traiciones y problemas económicos, son los más fuertes. En medio de todo el escándalo, volvió a salir a flote un tema que lo tuvo en jaque al actor antes de su internación: sus gustos sexuales.

Quien había desatado la polémica fue Sabrina Ravelli, la ex del actor, que había confesado haber quedado traumada por las propuestas íntimas de él. En este marco, diarioshow fue más profundo y lanzó un fuerte rumor: Alé sería adicto al mundo swinger.

¿Qué es la cultura swinger? Se trata de un círculo cerrado, en el que se cuidan y respetan de manera estrepitosa, y los códigos son fundamentales. Los matrimonios que practican el intercambio de parejas, en muchas oportunidades también permiten la participación de una tercera persona en la intimidad. Pero si hay algo que no se tolera dentro de esta "atmósfera" es la insistencia cuando se dice "no". Dentro de este mundo existe un submundo. El de personas que lo practican como fantasías sexuales, pero se vuelven adictos a estas costumbres.

En esta línea, dicho medio habló con allegados al actor que detallaron: "Matías se reunía en departamentos privados o casaquintas con otras parejas. Al principio todos la pasaban bien y era lindo, pero lo vivía como una adicción. Insistía cuando le decían que no se podía por algún motivo y sus actitudes comenzaron a molestar".

Fuente: Ratingcero.com

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora