Este fin de semana durante la premier de la película The Infiltrator, el galán de "Nueve semanas y media" fue invitado y sorprendió a los presentes a su paso por la alfombra roja, ya que su rostro se veía totalmente diferente.

Algunos cambios en la fisonomía del actor se debieron a las cirugías que se tuvo que someter, tras su paso por el mundo del boxeo. Pero, también se obsesionó con el tema y sumó algunas horas más al quirófano al hacerse, por ejemplo, un lifting facial, una operación de los párpados y un injerto de pelo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia