Lo hace "a su manera" y con su voz de niña. Ella canta y encanta. Mili Fernández tiene 11 años y siente que a la música la lleva en la sangre. Desde que era bebé escuchaba a Gonzalo, su papá, tocar la guitarra o cantar y el ritmo se le metió en el alma. Lo expresa cuando sube a un escenario, en un ensayo o en los programas de televisión a los que es invitada cada vez con mayor frecuencia.
Hace unos días estuvo en la redacción de El Tribuno y contó qué es lo que más disfruta de este camino en la música que transita con su papá, ese señor que la acompaña siempre, también desde la guitarra y como productor, director y representante. "Comencé a los siete años cantando en Sábado Show con José María Listorti y Denise Dumas. Aunque en realidad comencé a los dos años, porque lo escuchaba cantar a mi papá, sentía el ritmo que expresaba él, me parecía algo lindo que yo tenía que seguir", recuerda Mili y su papá acota que luego de la aparición en los medios comenzaron a llegar invitaciones para participar en conciertos, festivales y más programas. Así, Mili estuvo hace tres semanas en Laten Argentinos, de Telefe. Pero ya actuó en otros escenarios del país y del extranjero. En 2013, por ejemplo, viajó a Miami, invitada por la cadena de televisión de habla hispana Univisión para concursar en el Festival de la Canción Infantil, en el programa Sábado Gigante y ganó. Actuó en muchos otros.

La voz, para cantar y decir

"Hay dos ritmos que me gustan mucho: el pop y el folclore. Dos bien distintos porque pienso que está bueno no encasillarse para aprender más", dice. "Como ahora estoy viviendo en Salta y voy mucho a los festivales estoy haciendo más folclore, me gusta interpretar canciones de acá".
"Disfruto mucho de cantar porquz es lo que me gusta. Con algunas canciones a veces me emociono y al cantarlas lo transmito. También quisiera conocer todo el mundo y a personas que conozcan que a mí me gusta la música, ¡que es mi vida!", dice sonriendo mucho.
Mili Fernández es cordobesa. Vive en Salta hace un año con sus papás y una hermana menor. Va a sexto grado de la escuela Santa Rosa de Viterbo. En Salta, estudia canto con la profesora Ivana Rojas, ella es quien la ayuda a entrenar y a educar esa voz potente y dulce.
A Mili también le gustaría componer, pero por ahora sólo se dedica a ponerle voz y sello propio a lindísimas canciones. Su papá escribe algunas canciones para ella. "A veces proyectar a un artista no es fácil, pero sin dudas se complica un poco más cuando el artista tiene 11 años. A la hora de componer hay que pensar en el mensaje de esas canciones", dice Gonzalo. "Por sobre todas las cosas, es una hija, entonces hay que tener todo el cuidado que eso ya implica. Es importante cuidarla, aconsejarla, mostrarle lo lindo y lo malo que tiene cada cosa para que ella sepa por dónde tiene que ir", agregó.
Desde que comenzó su carrera, su canal abierto en YouTube, con más de 7.500 suscriptores, superó los 2 millones de reproducciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia