Miss Bolivia, seudónimo artístico de Paz Ferreyra, es una cantante, compositora, productora y DJ argentina que fusiona estilos como la cumbia, el hip hop, el dance y el reggae. Por primera vez se presentó en Salta el pasado domingo fue protagonista de la noche en Amnesia, del Paseo Balcarce.
Sin embargo, esta primera visita no tuvo un final feliz, sino todo lo contrario. Pues la cantante denunció a través de su cuenta oficial de Facebook el maltrato ejercido por las autoridades policiales en el aeropuerto provincial.
Aquí, el texto completo de su descargo:
"El lunes, cuando regresaba de Salta luego de dar un show en la ciudad ese fin de semana, sufrí en primera persona el más bizarro abuso de poder policial y discriminación cultural en el aeropuerto.
Pasando la linea de control policial, nos separaron a mì y a otro chico que tenía dreadlocks de la fila. Nos revisaron dos veces todo el cuerpo y nuestros bolsos de mano y abrieron absolutamente todas mis pertenencias. La mujer policía me preguntó si tenía una medalla religiosa y dónde estaba, y de qué religión era yo: tenía una medalla de Iemanjá, mi protectora. Me empezó a preguntar insistentemente de qué religión era esa medalla y que le explique qué era eso.

Se acercó un policía y pidieron que nos separen y que necesitaban separar mis valijas de la bodega del avión porque había perros que señalaban que en nuestras valijas había marihuana. Me aislaron y obligaron a bajar para que mi valija sea abierta e inspeccionada. Al bajar, mi valija estaba con todas las demás, y el perro dormía felizmente en su canil. Nunca había sido separada ni identificada por ningún perro y necesitaban hacer la performance de "como sí" laburaran.

Me hicieron a mi identificarla porque ni sabian cuál era y estaba con todas las demás. Me abrieron absolutamente todo, desordenando el vestuario de la banda, haciéndome preguntas sobre mi inclinación hacia la marihuana, mi religión y mis ocupaciones. Pregunté al rati si el acto discriminatorio que estaban llevando a cabo era por mi peinado o si era simplemente una tendencia que practicaban hacia la gente diferente.

Me hicieron firmar un acta cuando encontraron un papel para armar tabaco, y demoraron el vuelo 1 hora. Al regresar al avión, saqué una foto a todos los policías que inventaron la historia de la marihuana y me discriminaron. A los 5 minutos vino un policía a decirme que tenia que darle el teléfono, que tenia que borrar las fotos, que estaba prohibido. Amenazó a mí y a mi manager con detenernos.

Le dije que me daba mucha vergüenza mirarlo a los ojos, que me daba mucho pudor estar pagándole el sueldo y mientras el se dedicaba a discriminar gente diferente en los aeropuertos, estaban entrando 20 kg de merca al país en cada frontera. Que él era un cachivache, que él era un papelón. Volvió a amenazarnos con detenernos. Me dijo que no me ponga nerviosa. Le dije que no se ponga nervioso él, que ahora se le aflojaba la cola por haberse enterado que era una persona pública. Me acerqué muy cerca de su boca, tire un besito al aíre y le dije: QUÉ FEO, SER RATI.

Violencia verbal, simbólica y de hecho. Discriminación cultural. Amenazas y corrupción. Es lo que quiero denunciar de la policía aeroportuario de salta. Le pasa a mucha gente, pero nadie lo dice".

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia