Tiene 18 años, es pelirroja y sus ojos son azules. Es modelo y nació en Australia. Está dispuesta a todo con tal de ser famosa y pasear su figura por las principales vidrieras de la moda del mundo. Se llama Madeline Stuart, Maddy, y sus aspiraciones son las de cualquier chica que se inicia en el modelaje si no fuera porque tiene Síndrome de Down y una enfermedad cardiaca, pero está dispuesta a demostrar que puede ser tan sexy como cualquier otra mujer.
"Me gustaría ser portada en alguna revista de moda, algo que es difícil para modelos con discapacidad. Sería una forma de cambiar el mundo, quiero demostrar que la gente con Síndrome de Down es una bendición", asegura a través del correo electrónico. Hace un año que decidieron ponerse manos a la obra para convertir a la adolescente en una modelo. Como mucha gente con Síndrome de Down, Madeline ha luchado con su peso toda la vida, pero en esta ocasión se ha superado: logró bajar de los 66 a casi los 45 kilos.
A pesar de su lucha por ser una modelo conocida, Madeline sigue con su vida normal. Le encanta el deporte, de hecho si no fuera modelo "sería deportista". Forma parte del equipo paralímpico australiano de Cricket, pero también pasó por el de natación, gimnasia rítmica y baloncesto.
Mientras encuentra un agente que lleve su carrera, se apoya en su madre y en sus amigos de toda la vida. De momento, Madeleine disfruta de la fama repentina junto a su madre, quien administra su página de Facebook. "Con Maddy no tengo que preocuparme de nada. Solo por cuál será nuestra próxima aventura. Ella demuestra que la gente con Síndrome de Down puede hacer de todo, pero a su tiempo", dice Rosanne.

Otras chicas diferentes

Winnie Harlow, la modelo famosa por el vitiligo (manchas en la piel), por su seguridad en sí misma y su energía fascinó al mundo de la moda desde el programa "America's Next Top Mode". Esta temporada, es la estrella absoluta de la firma catalana Desigual.
Clementine Desseaux es francesa y tiene casi 90 kilos de peso, esta mujer rotunda, pecosa y orgullosa de sus pechos, es una de las reinas de venta de ropa on-line. American Apparel es su marca fetiche.
Lea T, con un metro ochenta de estatura, sus medidas son casi perfectas: 86-63-91. Riccardo Tisci, director creativo de Givenchy, le dio su primera oportunidad en 2010.
Nastya Zhidkova nació en Rusia y seguramente jamás haga una producción de moda de baño por su condición de albina (ausencia de pigmentación), sin embargo, le confiere un aspecto perfecto para los grandes editoriales de moda.
A ellas se suman otras bellezas que reconocen las pasarelas y también destacan por condiciones físicas diferentes, entre ellas, Masha Tyelna, la mujer pez; Molly Bair, norteamericana, la chica "alien"; Moffy, británica, la modelo bizca; Cassandra Naud, la mujer marcada (mancha en la cara), bailarina, modelo y Daiane Conterato, la chica-chico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia