Todo estaba listo y cada figura había ocupado su lugar preestablecido para la foto que ilustrará la tapa de la revista Gente. Sin embargo, Marcelo Polino contó: "Cuando estábamos haciendo la tapa de Gente, vino el manager de una estrella y dijo 'si no la ponen al lado de Tinelli, me la llevo'. Y lo escuché yo. Dijo 'me la llevo' y la pusieron. Fue el manager de Juana Viale y la corrieron a Moria Casán, que estaba al lado de Marcelo".

Tras el chispazo en plena foto oficial, Moria habló con El Chimentero 3.0, el programa de Magazine: "No sé cómo estaba establecida la tapa, creo que Juanita iba en el piso según la revista, pero después Ideas del Sur decidió otra cosa. Cuando vi mi papelito al lado de Juanita empecé a hablar con ella, sé quién soy y no tengo problema con mi lugar. Como hace tantos años que estoy, se le da lugar a la gente nueva que viene. En realidad a la que corrieron fue a Solita Silveyra, que el año pasado estaba ahí junto con Nacha Guevara , porque eran las nuevas. Yo no estuve al lado de Marcelo, no me interesa, no tengo esa cholulez, eso se los dejo a los que lo felpudean".

"Sé que Mauricio Catarain, que es el representante de Juana, llamó para decir que no era verdad que si no la ponían ahí se iba", agregó Casán.

Luego de explicar la situación, la diva recurrió a su habitual humor y disparó: "Acá no hay jet set, hay fuck set, esto no es Hollywood, es una pizzería. Igualmente debo decir que Juanita estuvo amorosa, me mandó saludos para Sofía, me preguntó por mis nietos, hablamos de su obra. Todo muy bien, todo perfecto. La pasé divino, fui lo más glamoroso de la fiesta. A la mayoría le tenían que preguntar ¿quién sos?". Toda una diva de la polémica. Y, como siempre, sin pelos en la lengua.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia