Primero fue Vicky Xipolitakis quien cayó en las redes del poderoso bajito de la política.
La Griega muy probablemente no quiera hablar de él tras separarse del político, porque la relación entre ellos no ha quedado bien.
Cada uno tomó su camino, echando completamente al olvido momentos compartidos muy íntimos, como ese presunto embarazo que si bien no se efectivizó, amagó con un atraso que la propia pareja reconoció.
El tema es que al diputado le vino bárbaro levantar su exposición de la mano de la vedette. Apareció en televisión como nunca antes. Precisamente, en el programa de Marcelo Tinelli, Ottavis se reencontró con Moria Casán, una vieja conocida suya del kirchnerismo, rama a la que representa el barbado legislador.
Ahora bien. Desde que se declararon amigos públicamente, sucedieron cosas entre ellos. El la fue a ver al teatro y dijo: "Moria me movió el piso. Es una intelectual impresionante. Me partió la cabeza". ¡Epa! Parece que Ottavis quedó impactado con la actriz, quien, se sabe, es cero prejuiciosa a la hora de empezar un romance. "Si me preguntás si soy el novio de Moria te digo que no. Podría ser una pareja de actuación o algo así. Dame tiempo", respondió el diputado cuando lo consultaron si verdaderamente con Moria pasa algo más fuerte que una amistad. "Puedo estar de la mano con ella y ser amigos. Moria me enseña...", completó Ottavis, el petiso que a las mujeres, como diría el gran Ricky, las vuelve locas.
Aunque no lo digan, algo pasa, incluso se juntaron a ver la semifinal de la Copa América y festejaron la goleada a Estados Unidos. Para ser una amistad, pasan demasiado tiempo juntos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia