Fueron tiempos fáciles para Moria Casán, quien tuvo que enfrentarse a uno de los momentos más duros de su vida: la cárcel. Luego de nueve días tras las rejas en la capital paraguaya, lo que parecía un trámite se convirtió en una pesadilla en la que, incluso, pasar la Navidad en familia parecía un sueño.

Pero "la One" regresó a su casa y, ya rodeada de sus seres queridos, aprovechó para agradecer a quienes estuvieron junto a ella y le brindaron todo su apoyo. Además de cariñosos mensajes para la prensa, amigos y colegas, Moria dedicó emotivas palabras a su hija, Sofía Gala.

La lengua filosa de Moria se endulzó cuando le escribió a Sofía en su cuenta de Twitter: "Hija mía te amo, gracias por esa sonrisa, por tu fe, por tu amor y por existir... Gracias por hacerme conocer el amor".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora