El gran ilusionista y mago argentino René Lavand falleció esta madrugada a los 86 años en la Nueva Clínica Chacabuco de Tandil, adonde había ingresado ayer con una insuficiencia respiratoria, informaron fuentes médicas.
De prestigio internacional y dedicado al arte de la cartomagia, además de poseer un innato y desarrollado talento para narrar historias, Lavand adquirió fama y popularidad a partir de la década del 60, cuando se dedicó profesionalmente a la magia.
Sus incursiones teatrales y televisivas se extendieron más allá de la Argentina, habiendo participado en programas como El show de Ed Sulivan y The Tonight Show' de Johnny Carson, en Estados Unidos, además de actuar en el filme Un oso rojo, de Adrián Caetano y de ser él mismo protagonista del documental El gran simulador, de Néstor Frenkel.
Lavand vivía en Tandil, provincia de Buenos Aires, desde los 14 años. Allí, en diciembre de 2012 se erigió una estatua en su honor en los jardines del Palacio Municipal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia