El conductor cordobés Omar Cerasuolo falleció esta madrugada en Río Segundo, acompañado por sus seres queridos, a los 70 años.

Locutor egresado del ISER en 1975, Cerasuolo trabajó en las radios más importantes del país. Es recordado como unpionero de la radiofonía por crear y conducir junto a Daniel Morano El tren fantasma, un programa único por el trabajo de edición, y la difusión de textos y música de rock desconocidaen el país; programa que comenzó en 1975 en AM Rivadavia y luego en FM-R, hasta 1989.

Además, fue productor y conductor de diversos ciclos radiales entre los que se destacan Los intérpretes (Radio Rivadavia 1977-89), Una mañana para todos (Radio Nacional 1984-95) y La noche que me quieras (Radio Continental, 1991-95), entre otros. Fue asimismo fundador de la Radio Folklórica (FM 98.7), donde condujo el programa Malambo.

Publicó entre otros, los libros Xanaes de poemas y relatos, Máximas, que reúne sentencias y moralejas, Cartas a la radio y Palabras esenciales y editó diez discos compactos, entre ellos: La noche que me quieras y Que doloroso es amar.

Ganó cinco Premios Martín Fierro y dos Santa Clara de Asís por su labor en radio, y en 2009 recibió el Premio Fondo Nacional de las Artes a la Trayectoria.

Sus palabras

"El tren fantasma fue la génesis de la Rock & Pop (donde comenzó a emitirse en el 89); los oyentes en esos años escuchaban a los Beatles, Rollings, Bob Dylan, Los Ramones, Police (con Sting), Bruce Springsteen, el reggae con Bob Marley, Prince y a los oyentes en vivo. En esos años no teníamos computadora y todo lo hacíamos con un grabador de cuatro cabezas y lográbamos uniones increíbles: Gardel con Los Beatles; Sandro con Pink Floyd y Elvis. En ese momento se plasmaban hasta las tandas con artística, sistema que, con excepción de la Rock & Pop, hoy hadesaparecido. Allí estaban como ayudantes Luca Prodan,Miguel Abuelo, Pipo Cipollatti y Andrés Calamaro. En cuanto a La noche que me quieras (año 92, por Continental), fue un ciclo donde los textos de grandes autores y poetas fueron protagonistas, con un resultado maravilloso: los presos conocieron El hombrecito del azulejo, de Mujica Láinez; los camioneros se interesaron por Casa tomada, de Cortázar, y las insomnes consuetudinarias, se enamoraron del El seminarista de los ojos negros. Valía la pena en ese horario nocturno bancarse algún llamado 'erótico', porque siempre encontrábamos respuestas magníficas y terminaba recitando a dúo con más de uno, La casada infiel, de García Lorca.Y no me quiero olvidar de otro programa que cambió la historia de la música clásica: Los Intérpretes, que hacíamos con Gabriela Aberasturi, Antonio Carrizo, Juan Carlos Montero y Rodolfo Arizaga; con ese ciclo gané en el 88 el primero de los cinco Martín Fierro que poseo", refelxionó hace algunos años en La Nación.

"Si bien yo pienso que, en estos momentos, la batalla por elrating se gana con la mejor tecnología, la utilización de lapalabra, el buen uso del idioma que, en definitiva, es el estilo, marcan la diferencia. También sostengo que la poesía es un arma cargada de futuro. Platón sostenía que los poetas erandesordenadores de cerebros. Pero además de la poesía, está la palabra de los grandes pensadores a los que recurren los grandes referentes del mundo cuando se producen situaciones límite. Las obras literarias de Neruda, Darío Goitysolo y de tantos autores universales enriquecieron mi vida y constantemente he tratado de volcar esos conocimientos a través del micrófono. Y en esto corro con ventaja porque además soy un hombre del interior. Viajo todos los fines de semana a Río Segundo, donde vive mi familia (mujer, hijos y dos nietos) y está mi pueblo. Cuando hablo del interior lo hago con gran conocimiento. Me parece que muchos comunicadores sólo llegan hasta la General Paz", cerró.


Fuente: Exitoína

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia