"Sus Majestades el Rey y la Reina y los Miembros de la Familia Real comunican con profunda tristeza el fallecimiento de Su Majestad la Reina Fabiola en el Castillo de Styvenberg de Bruselas". Con este comunicado se informó la muerte, a sus 86 años, de la antigua soberana belga.

Fabiola se fue deteriorando en los últimos años, sobre todo después de sufrir una grave neumonía en 2009. Además de padecer de osteoporosis, la reina tenía niveles bajos de oxígeno en la sangre, lo que la impedía respirar con normalidad y la obligaba a utilizar regularmente botellas de oxígeno. La reina se había retirado de la vida pública en 2013, aunque en contadas ocasiones hacía acto de presencia, como en la misa de recuerdo a su marido, el rey Balduino, el pasado verano.

Fabiola Fernanda María-de-las-Victorias Antonia Adelaida de Mora y Aragón, nacida en Madrid en 1928, contrajo matrimonio el 16 de septiembre de 1960 en la catedral de San Miguel de Bruselas con el rey Balduino, quinto soberano de los belgas. La pareja no tuvo descendencia, por lo que tras el fallecimiento del rey Balduino en julio de 1993, la corona belga pasó a manos de su hermano Alberto.

La reina Fabiola fue muy querida en Bélgica. Pese a que en los años de su reinado no era habitual que las consortes tuvieran gran actividad oficial, ella fue capaz de mantener un perfil público notable. Así, en 1961 escribió un libro de cuentos que fue recibido con gran éxito y, tras la muerte de la reina Elizabeth en 1965, se hizo cargo, como Madrina de Honor de la organización y promoción del Concurso Internacional de Música "Reina Elizabeth", convirtiéndolo en uno de los certámenes de música culta más importantes del continente europeo. Esta labor, que siempre la entusiasmó, la seguiría desarrollando hasta el final de 2013, cuando, por razones de salud, decidió cedérsela a la reina Matilde.

Después del fallecimiento de su marido, Fabiola siguió manteniendo el título de reina. En septiembre de 1993, pocos meses después del deceso del rey, asumió la presidencia de la Fundación Rey Balduino, una organización consagrada a la mejora de las condiciones de vida de los más desfavorecidos en Bélgica.

Su paso por Salta

Según se conoce, Fabiola estaba muy preocupada por que no podía tener descendencia y fue entonces que un salteño católico le sugirió viajar a Salta, donde estaba la Virgen del Milagro y que si ella tenía mucha fe la podía ayudar y lograr el milagro de la maternidad. Así fue que en el año 1965 los reyes Balduino y Fabiola pasaron por Salta, inauguraron y se alojaron en el Hotel Victoria Plaza, que tiene como habitación principal la denominada "Suite Real" y se fotografiaron en el balcón del Cabildo Histórico con el exgobernador Ricardo Durand. También visitaron la escuela "Reino de Bélgica", que fue bautizada con ese nombre en su honor al igual que la avenida Bélgica, recientemente inaugurada. Ese día, la ciudad no estuvo tran tranquila ya que, un grupo de estudiantes de Ciencias Naturales de la UNT se manifestó por la independencia del Congo Belga, en una lucha que encabezaba entonces Patrice Lumumba.








¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia