El popular payador Gustavo Guichón, figura emblemática del Festival de Doma y Folclore de Jesús María por más de 30 años, falleció ayer en General Güemes, provincia de Salta, informó un medio local y su hijo a través de las redes sociales.
Uruguayo de nacimiento, pero residente desde hace años en la provincia de Córdoba, Guichón se encontraba actuando en el norte argentino y en Bolivia, animando jineteadas y fiestas folclóricas.
El payador se encontraba alojado en la casa de una familia amiga, en donde sufrió un paro cardiorrespiratorio, advertido cuando uno de sus hijos y un nieto fueron a despertarlo.
Los restos de Guichón serán trasladados a Córdoba, provincia donde es considerado un ícono de la música folclórica, que se destacó durante muchísimas ediciones del Festival de Jesús María con su arte como payador, aunque en las últimas ediciones no participó del certamen por diferencias con la comisión organizadora.
El cantor uruguayo estaba radicado en Villa María de Río Seco, y continuaba ejerciendo su oficio que él mismo definía como "un arte primigenio, mezcla de astucia e ingenio, y de sentidos profundos, porque tiene como el mundo, centenares de milenios".
"El canto de uno nace y muere en un momento. Y nadie puede sondear lo íntimo del pensamiento. Todo el que canta lindo canta una vez al año y yo, como canto fiero, vivo la vida cantando", dijo en 2014 en una entrevista con el Diario de la República.
Guichón fue, hasta 2010, el payador histórico de Jesús María. Debutó en el festival en 1972, regresando en 1976 y, quedando fijo por 30 ediciones consecutivas a partir de 1978.
Sin embargo, el romance entre Guichón y la comisión organizadora se terminó, y desde el 2011 fue reemplazado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia