Natalia Oreiro debutó el 19 de noviembre en Rostov on Don con su "Nasha Natasha Tour 2014", y una vez más fue recibida como una grande, como una verdadera diva, con el amor y el tratamiento que el pueblo ruso sólo le da a unos pocos.
"Suelo tener la fantasía de que en otra vida fui rusa. Es muy gracioso, pero siento que físicamente me parezco mucho a ellos; creo que por la cara redonda, tipo mamushka, que tengo. Además, ya me manejo perfectamente con su idioma que parece tan difícil. Y, lo más importante que siento es que me siguen varias generaciones. Hoy en mis shows están las chicas que vinieron cuando tenían 20 años y ahora las veo acompañando a sus hijas. Ellos ya me consideran como una rusa más. Mantenemos una relación de mucho amor. No nos sentimos distantes y eso tiene que ver con las emociones. El vínculo con los rusos es muy sentimental", aseguró la uruguaya a la revista Caras.
Oreiro recibió cientos de fotos, cajas de dulces, muñecos, osos de peluche, libros, mamushkas, remeras y souvenirs de parte de sus fans. Ricardo Mollo y de su hijo Merlín Atahualpa, como siempre, están acompañándola en su recorrida por quince ciudades rusas que finalizará el 16 de diciembre. "Lo que me sucede aquí es mágico. Mis novelas se están repitiendo aún hoy en tres canales diferentes y en horarios que, me cuentan, se paraliza el país para verlas. Y la historia de "Muñeca Brava" arranca nuevamente cumpliendo su edición número trece. Mientras "Sos mi vida" está en sus capítulos finales, también comienza "Solamente Vos", la miniserie de humor negro "Lynch", "Wakolda" y se estrena la película "Infancia clandestina". Por otro lado, canciones como "Me muero de amor", "Cambio dolor"' o "Tu veneno" son furor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora