Anochecía el viernes entre rumores de renuncia de la flamante directora de la Sinfónica de Salta, la francesa Nathalie Marin. Se dijo de todo: que no le pagaron, que no salió el decreto de su nombramiento, que por falta de presupuesto se suspendieron varios ciclos y proyectos anuales de la Orquesta, que la crisis es tal que peligran los elencos estables de la Provincia, y hasta que el Instituto de Música y Danza (IMD) podría desaparecer.
El Tribuno consultó sobre el tema al exdirector de la Sinfónica y actual director del IMD, Jorge Lhez, quién echó luz sobre lo que realmente pasó con Nathalie Marin, quién ciertamente abandonó en forma intempestiva la dirección de la batuta provincial sin presentar renuncia alguna, y viajó a Europa.
"Antes que nada quiero decir que lo que leí en algunos medios es impresentable. La verdad es que Marin tenía compromisos que cumplir desde mayo afuera del país, según lo que estaba pactado, pero partió antes de lo previsto sin avisar a las autoridades y mandó apenas un email a la Orquesta diciendo que se iba porque no estaban dadas las garantías y no sabemos qué quiso decir con eso", explicó Jorge Lhez.
Acerca de los rumores de que Marin partió enojada porque no salió su nombramiento oficial, Lhez aclaró que "su designación oficial está lista, así que ese no debe ser el motivo. No tenemos la más mínima idea de por qué se fue. Tampoco entendemos que diga que cuando estén dadas las condiciones institucionales le encantaría retomar el trabajo en la Orquesta. Estaban todas las condiciones dadas, tratamos de contenerla y darle lo mejor".
Otra versión aseguraba que no había presupuesto para pagarle los honorarios, a eso Lhez respondió: "Comenzó a trabajar el 28 de marzo, así que el tema de los honorarios no existe porque ella tenía que cobrar en mayo. Lo único cierto es que se fue de la provincia y del país sin comunicarlo a las autoridades y abandonando el plan de trabajo que teníamos previsto para las próximas semanas. Incluso quedó pendiente de entrega el programa anual que debía presentar".

“La Orquesta es una institución sólida”

Aún sin Marin, la Sinfónica tiene previsto realizar los conciertos didácticos programados para los días 21 y 22 de este mes; y otros espectáculos programados para el 30 de abril y el 6 de mayo.
“Ella tenía que dirigir estos conciertos y no lo hará pero, mientras ella no esté, dirigirá la asistente de Dirección, Yeny Delgado, y yo también estoy para dirigir. Lo importante es que se sepa que la Orquesta no para, que la programación sigue tal cual. Es una institución muy sólida y organizada”, expresó Jorge Lhez.
Cuando regrese Marin, si lo hace, no se sabe qué decisión tomarán desde el Ministerio de Cultura que dirige Mariano Ovejero, quién debió salir al cruce de los medios ante la partida sin aviso de la directora.
Lhez aprovechó esta nota para aclarar que “la apuesta de la Provincia por la cultura es muy firme. Incluso la designación del solista de la Filarmónica de Caracas, Antonio Aray, ya salió la semana pasada y él estará cubriendo el cargo de asistente de solista de Fagot que estuvo vacante por mucho tiempo”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora