Nazarena finalmente decidió romper el silencio en Intrusos y, entre lágrimas, contó cómo vive esta delicada situación en la que se encuentra Barbie.
"Es una de las notas más difíciles, más difícil incluso que cuando murió Fabi porque es Barbie, es un hijo. Yo sabía que tenía que poner la cara pero es muy difícil. Siento que no tengo ganas de vivir por momentos. Me partió la vida. Cuando te tocan a un hijo es tremendo. Pensé que tenía la fortaleza para todo. Estoy destruida. Ver a Barbie así y sentirla como la siento estas últimas tres semanas fue lo peor que me pasó en la vida", comentó inicialmente y reveló: "Si le hubiera querido hacer algo a Federico cuando pasó lo de la denuncia de Muscari, te lo diría. Como te digo que le mandé mensajes tremendos cuando la vi a Barbie golpeada, tremendos. Y Dios quiera que no me lo cruce porque no sé cómo reaccionaría porque me la cagó a trompadas, literalmente. Yo te muestro fotos que están en la Justicia y vos decís... Llamalo como quieras: la quiso detener y la detuvo agarrándola del cogote, pateándola en el piso. ¡La cagó a trompadas!", explicó.
"Cuando pasó esto del Bailando, yo le decía que no vaya y le decía que nos podíamos ir del país. Yo siento una impotencia, una bronca, una ira, un dolor, una angustia. Me la podría haber matado. Yo voy a air a declarar, acá hay un juicio y se va a ir a la Justicia. Cuando escuché las cosas que dijo en la Comisaría de la mujer, que ella me pidió que me fuera pero yo me quedé en la habitación de al lado y escuché, sentí más dolor que cuando lo vi a Fabi", aseguró conmovida

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora