El tiempo pasa para Nicole Kidman, pero su imagen está intacta. Salvo cuando los paparazzi la enganchan en uno de los descansos de la película que está rodando. Eso pasó en el medio del set de Top of The Lake en Sidney, Australia, cuando la fotografiaron con el cabello lleno de canas.
Que nadie se asuste. No es que la actriz australiana dejó de cuidarse y pensar que sus rulos colorados se mantenían con tintura. Este look canoso es parte de su personaje para el thriller televisivo. Una gran transformación de la ex de Tom Cruise.
Kidman, que tiene 49 años, luce de más de 60 en las fotos. Todo eso se logró con el trabajo del equipo de maquillaje porque el cambio no se ve sólo en el pelo, también está en el rostro con algunas arrugas y manchas en la piel.
Antes de meterse en este personaje, Kidman había demostrado que su belleza trasciende la edad en una producción hot que realizó para la revista Interview.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora