Todas, desde las más pequeñitas hasta las mayores, tienen algo en común: bailan con plena conciencia de su cuerpo y de su exquisita femineidad. No existe edad para la danza árabe y tampoco se precisa una estructura física determinada. Por eso es quizás una de las opciones más populares en el mundo.

Y Salta no es la excepción. María Magdalena Ecónomo es profesora de danza árabe en una academia que lleva su nombre. Comenzó a bailar cuando tenía cerca de 7 años. Su primera musa inspiradora fue su tía, Ruth Ecónomo, "una de las impulsoras de la danza árabe en Salta", señala Magdalena, que ya tiene una trayectoria de más de once años en nuestro medio. Precisamente en reconocimiento a la tarea que lleva adelante en su academia, la salteña fue invitada a participar el próximo 13 y 14 de agosto a la Jornada Intensiva de Danzas Árabes 2016 organizada por Niuma Producciones en la Ciudad de Buenos Aires.

Embed
Ecónomo viajará junto a un grupo de sus alumnas a la capacitación que contará con figuras de primer nivel de este arte milenario, como Maiada, la brasileña Lulu Sabongi, Yousef Constantino y la beduina Sarat. "De estos maestros se aprenden no solo impactantes coreografías, sino todo un estilo de vida", destacó Ecónomo, haciendo hincapié en el hecho de que su estudio de danzas fue el único de la provincia especialmente convocado para la ocasión. Además de participar de la capacitación, las salteñas bailarán en la noche de gala, que es uno de los principales atractivos del seminario.

La invitación al estudio de danzas de Ecónomo llegó de manos de la Maiada, figura de la danza árabe a nivel internacional. "Hace muchos años que me perfecciono con Maiada en Buenos Aires. Destaco su dedicación, su trayectoria y por sobre todas las cosas el acento y la fuerza egipcia que le imprime a sus movimientos".

En su academia, Ecónomo tiene alumnas de 2 a 40 años. Tiene dos sedes que funcionan en barrio Docente y en Villa María Esther. En sus aulas se dictan clases de árabe y también de clásico. La profesora salteña destaca que, contrariamente a lo que muchos piensan, la danza árabe es mucho más que una secuencia de movimientos sensuales. "Se trata de un arte antiquísimo, apto para las mujeres de cualquier edad, muy beneficioso tanto para la salud física como emocional", aseguró.
Embed
La mujer que baila danza árabe va tomando conciencia de su cuerpo - que se ejercita casi en su totalidad - y es una vía ideal para la exaltación de la esencia femenina. "Con esta danza la mujer siempre se ve bella. No importa su físico, siempre que haya una buena ejecución y sobre todo carisma, la bailarina puede brillar", aseveró. Entre los maestros de Magdalena Ecónomo se cuentan también Virginia Lascano y Daniel Gauna, a quien señala como su principal guía: "Aprendí todo de él", remarca. Hoy, la salteña forma parte de los formadores que se encolumnan detrás de modelos como Amir Thaleb y Saida, que señalaron el rumbo hacia la creación de un "estilo argentino" de la danza árabe.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora