Cuando uno tiene mucha imaginación es mucho más fácil encontrarse con un monstruo. También se está más despierto, con los ojos más abiertos a la magia de lo cotidiano. Estrenó ayer "Oporto y Zozó en búsqueda del libro mágico", del grupo de teatro La Morisqueta, basada en una historieta del artista plástico Andrés Sierra. Subirá a las tablas de la Casa de la Cultura (Caseros 460), todos los días, a las 17, durante estas dos semanas de las vacaciones de invierno, en el marco del ciclo Cultura a la Vista.
"Oporto es una historia que nos resuena a todos, el amigo imaginario, el monstruo, el extraterrestre que todos de niños soñamos. Habla de cómo es crecer, cómo cada uno a veces nos olvidamos en ese proceso de sentir y recordar. Es una historia acerca de la importancia de lo mágico en nuestras vidas", dijo la directora de la obra, Cristina Idiarte, durante una entrevista con El Tribuno.
Actúan Zoe Subelza, Laura Casco, Sebastián Simón, Milagros Bollini y Cristina Idiarte. Ellos recrean la historia que Andrés Sierra trabajó en una historieta con dibujos y metáforas sobre el salto de la niñez a la adolescencia y de la posibilidad de cambiar el mundo que existe en cada uno.
"Oporto es un personaje creado por un dibujante y el libro original habla de ese personaje que va recorriendo una ciudad en la que se encuentra con una problemática. Ese conflicto tiene que ver con el transcurso del tiempo, entonces el dibujante lo va guiando por un camino hasta que encuentra cómo resolverlo", contó Andrés Sierra, también durante una entrevista con este medio.

Artes que se juntan

Primero fueron los dibujos y la historieta. Luego, la idea de llevarla al teatro y la adaptación del texto. Dice Andrés Sierra que junto a Cristina siempre hablaban de trabajar juntos y de armar algún tipo de propuesta a partir de sus dibujos y cuentos. "Un día me preguntó si tenía algo escrito, le mandé el cuento y le gustó. Ella trabajó mucho en la adaptación respetando mucho mi laburo", dijo.
Cristina dice que lo que la sedujo de la historia de Oporto fue lo alocado en la creación. "Andretti (Andrés Sierra) hizo cada página sin tener continuidad de la anterior, ni de la historia, ni de los dibujos y a mí me encantó. Es muy de niño jugar así. La historia tiene mucho de él, pero también el condimento de La Morisqueta", expresó. Comentó luego que Romina Chávez Díaz colaboró en la construcción del texto.
"Incursionar en el cuento e ilustración infantil y ahora en el teatro es consecuencia del trabajo y cosas que van pasando. Salta tiene como particularidad que el mundo artístico es chico, nos conocemos todos, eso va haciendo que uno se vincule con gente de otras áreas y que sea muy fácil generar cosas en conjunto".

Hecho en Salta

Teatro del bueno y bien nuestro. "Es importante que haya producciones locales, que se puedan generar cosas que no sean esos enlatados que vienen de afuera y que no tienen mucho que ver con la esencia de esta provincia", dijo Sierra. Idiarte, por su parte, habló de los destinatarios de estas propuestas. "El público salteño acompaña, sostiene y consume teatro para niños. Es increíble lo que sucede en la temporada de Cultura a la Vista, mucha gente, papás, niños. Pero creo que lo mejor que está pasando con el público es que está preparado para acompañar las propuestas de artistas salteños, y eso es invalorable".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora