La mediática Kim Kardashian, de 34 años, dejó en claro que apoya el nuevo emprendimiento de su marido,Kanye West, que dejó la música por un tiempo y está dedicado full time a su rol como diseñador de ropa.

West obviamente eligió a Kim para mostrar sus prendas. Así la estrella de TV decidió retratarse muy sensual con un minúsculo bikini de piel y unas botas del mismo material, y luego lo compartió en Instagram.

En un gélido escenario, la famosa luce sus curvas en un diminuto bañador llamado "bikini-yeti".

Esta semana la protagonista del reality Keeping Up With The Kardashians compartió con sus millones de seguidores de las redes sociales la que será la imagen portada de su colección de autorretratos, tituladaSelfish.

Como era de esperarse, la madre de la pequeña North eligió un foto muy sexy.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia