Pablo Pallarols, miembro de la familia más prestigiosa de orfebres en Argentina, se radicó este año en Salta con la intención de transmitir aquí su valiosa herencia y formar orfebres capaces de plasmar la identidad cultural de nuestra región en sus piezas. Con tal fin, abrió las puertas de su taller de orfebrería para el dictado de diferentes cursos. En estos momentos recibe inscripciones para un curso intensivo de cincelado que tendrá una duración de tres meses. Paralelamente, continúan las inscripciones para el taller de joyería.
Criado entre orfebres, Pablo Pallarols ha sabido trazar su propio camino: "En cuanto a estilo, personalmente me siento más ecléctico. Soy una mezcla de una nueva época y cierto espíritu aventurero de romper moldes familiares tradicionales". Aunque aclaró: "Hablar de estilos de orfebrería en el presente no me resulta fácil porque los orfebres, en la mayoría de los casos, dedican su tiempo de taller para realizar encargos que reciben de sus clientes y satisfacen los más variados gustos. En mi familia predominó durante el último siglo un estilo que se encuadra con el del Platerezco Español, aunque piezas que se hallan en museos como el Fernández Blanco, José Hernández o Saavedra, han sido clasificadas por algunos peritos desorientados como 'piezas potosinas de la época colonial'", explicó.
Para Pablo Pallarols, el taller de orfebrería ha sido desde siempre parte de su cotidianeidad: "Cuando me remonto a mi infancia, me recuerdo de uniforme escolar jugando con mis hermanos en el taller y recibiendo recomendaciones de tener cuidado con esto o aquello. A los nueve años comencé a calar madera balsa como si fuera plata y le fabricaba regalos a mi mamá", compartió.
Sobre la actividad puntual en su taller, señaló que saber dibujar para un orfebre es una ventaja, pero no es imprescindible. "Considero que llegado el momento, cada uno podrá evaluar el grado de importancia que deba otorgarle al tema", concluyó.

Horarios y contacto

Pablo Pallarols destacó que el curso intensivo de cincelado se dictará con la intención de brindar una especialización en una de las fases más delicadas y sutiles del arte de los metales. El curso tendrá turnos por la mañana de 9 a 12, por la tarde de 15 a 18 y por la noche, de 18 a 21. "Serán clases personalizadas en grupos que no superen los tres integrantes", precisó el orfebre. Si bien el curso consta de una clase semanal de tres horas, los alumnos dispondrán de otros horarios para practicar en el taller del maestro. Pallarols recordó además que también continúan abiertas las inscripciones para el taller de joyería. Por más información, comunicarse al 155 712 528.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia