Pamela David ya es una periodista graduada, y lejos de alardear con ello, se muestra cada vez más profesional. Así en una entrevista concedida a DiarioShow, habló de su marido, Daniel Vila y de su rol como conductora de los debates de Gran Hermano.
"Mi marido en la época de 'GH' hacía las tareas con Felipe (8) –fruto de su relación con el basquetbolista Bruno Lábaque–. Lola tiene 3 y nos da vuelta a todos, hace lo que quiere. Disfruto de la familia que formamos, solemos viajar a Mendoza los fines de semana. Tengo buena relación con las ex parejas y mamás de los hijos mayores de Daniel, eso me pone muy contenta. Siempre con respeto y mucho amor, pusimos en primer lugar a los hijos y todo salió perfecto. En mi marido encontré un hombre con todas las letras, logró domarme. Nosotros conectamos, hay química; es como si nos conociéramos de toda la vida. Se alegra de mi crecimiento, me admira y me lo hace saber; esto es recíproco. El ego, el bueno, el sano lo estimuló él. Él creyó primero en mí que yo misma", afirma feliz y enamoradísima
Además, sobre Gran Hermano explica : "Me llegó la propuesta para conducir los debates de 'GH', me tomé el fin de semana para hablarlo con la familia. Aunque Daniel me apoyó, necesitaba la opinión de los chicos. Fue un gran desafío. Sé que les dediqué menos tiempo a mis hijos, pero de calidad, subrayó.
Finalmente, adelantó: "si todo sigue igual, tenemos 'GH' en 2016. El programa me encanta y el juego me vuelve loca. Me siento bien de haber aceptado y creo que ahí el público descubrió una conductora diferente en mí", además remarcó "Le estoy muy agradecida a Martín Kweller que confió en mí, porque después de mi etapa con Sofovich podía desaparecer del medio. Pero me la jugué, porque no era feliz siendo vedette.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora