"El que se quema con leche ve una vaca y llora", dice un refrán popular. Pampita lo sabe muy bien y no estaba dispuesta a repetir la situación del famoso motorhome: su exmarido y la China Suárez.
Algo habrá intuido en su breve relación con Nacho Viale porque, como publica Caras, contrató a un detective para que no le perdiera pisada al nieto de Mirtha: "Investigador de por medio, una herramienta que ya había utilizado con su ex, Benjamín Vicuña. Pampita se desayunó este viernes 18 de marzo con que Nacho se seguía viendo con la modelo Lucía Pedraza. El informe del Sherlock Holmes doméstico fue lapidario para ella. Hablaba de un encuentro más que amistoso en un gimnasio de la Capital", cuenta la revista.
En otro párrafo de la nota, Caras afirma: "Y de la discusión que originó ese planteo, dicen, se gestó la sorpresiva ruptura del romance de más impacto mediático del 2016. Una noticia más que inoportuna para Pampita, quien el sábado tenía planeado presentarle a sus tres hijos a Nacho, tal cual ella lo había propuesto y él aceptado".
Vale recordar que la propia Mirtha Legrand, al referirse a la ruptura de su nieto en su ciclo de El Trece, afirmó: "Me da pena que haya procedido así con esta chica. Me parece que fue él. Sí, él la dejó. No sé qué pasó. ¿No habrá otra persona de por medio? No sé...", sembrando la duda sobre una posible tercera en discordia.
Todo parece indicar que la susodicha sería Lucía Pedraza, una bella modelo con la que Nacho salía antes de comenzar su breve romance con una de las mujeres más hermosas del país.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia