Con Las Mil y Una Noches como el fenómeno de la TV de verano, las ficciones nacionales pierden audiencia. Con este panorama, la entrevista que le realizaron a Paola Barrientos en Moskita de Medianoche, el programa radial de La Once Diez, apuntó a la crisis que existe en la producción local.

En primer lugar, la protagonista de Viudas e Hijos del Rock & Roll contó que no se enganchó con la novela turca ni tampoco con las brasileñas. "No me gustan las novelas dobladas", aseguró la actriz.

Barrientos dejó en claro que su apoyo a las ficciones argentinas es total porque con la llegada de las latas extranjeras, además de los actores, también son afectados los productores, guionistas y personal técnico.

Pero en la entrevista reconoció que la manera de trabajar en el país no ayuda a que los productos nacionales atrapen cada vez más gente: "Acá tenemos actores que graban un capítulo por día, guionistas que escriben en un día".

"Fijate que no hay unitarios en la tele. Y claramente los unitarios pueden tener otra calidad porque los autores tienen más tiempo para escribir, los actores para grabar, para hacer un trabajo más preciso y exquisito. En la tira diaria se trabaja a un ritmo que es impensable. Esos son costos que se pagan", concluyó.

Pero aunque Paola tenga mucha razón, la gente elige lo que le gusta, por lo que productores y guionistas argentinos tendrán que rever lo que el público quiere ver y, también, adaptar los horarios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia